Menu Big Bang! News
Mundo desigualdad in extremis

Las 8 personas que acumulan más riqueza que la mitad de la población mundial

Quienes son los 8 empresarios cuya riqueza equivale a la de 3.600 millones de personas, es decir, la mitad más pobre del mundo. Un informe demoledor sobre la brecha cada vez más grande entre ricos y pobres. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Economistas, sociólogos, políticos y especialistas de diferentes áreas teorizan sobre el fenómeno y la variables que lo provocan, invocando argumentaciones de toda índole.

Una de ellas, la más simplista, es que la acumulación de riqueza es inherente a la humanidad y que el mundo es más equitativo que antes gracias a la "civilización y el mercado". Mentira, la desigualdad crece y se comprime.

El 1 % de la población tiene casi la misma riqueza que el otro 99 %.

O que traten de explicar, entonces, cómo los 8 hombres más ricos del mundo tienen tanto dinero, o más, que los 3.600 millones de personas más pobres del planeta, es decir, la mitad de la población.

La organización señala que la brecha es más grande de lo pensado.

Así lo muestra un nuevo informe de la organización contra la desigualdad Oxfam: "la brecha entre ricos y pobres es más grande de lo que se temía", concluyó.

Los ocho superpoderosos vs resto del mundo

1-

Bill Gates (EE.UU.): cofundador de Microsoft (US$75.000 millones)

2- 

Amancio Ortega (España): fundador de Zara propietario de Inditex (US$67.000 milllones)

3- 

Warren Buffett (EE.UU.): accionista mayoritario de Berkshire Hathaway (US$60.800 millones)

4- 

Carlos Slim Helú (México): propietario de Grupo Carso (US$50.000 millones)

5- 

Jeff Bezos (EE.UU.): fundador y director ejecutivo de Amazon (US$45.200 millones)

6- 

Mark Zuckerberg (EE.UU.): cofundador y CEO de Facebook (US$44.600 millones)

7- 

Larry Ellison (EE.UU.): cofundador y CEO de Oracle (US$43.600 millones)
Michael Bloomberg (EE.UU.): dueño de Bloomberg LP (US$40.000 millones)

Oxfam elaboró informes similares durante los últimos cuatro años. Para hacer sus estimaciones, se basa en datos de Forbes y en el reporte anual Credit Suisse Global Wealth, que muestra la distribución de la riqueza global desde 2000. 

La encuesta utiliza el valor de los activos de un individuo, principalmente propiedades, y le resta deudas, para determinar lo que la persona "tiene". Los datos excluyen los salarios o ingresos, informa BBC.

La organización había calculado en 2016 que las 62 personas más ricas del mundo poseían tanta riqueza como la mitad de la población mundial más pobre. Pero este año, con datos más precisos, el número se redujo a sólo 8. El 1% más rico del planeta "ya tiene tanto como el otro 99%", asegura Oxfam.

Desiguales

"La gente está enojada y exige alternativas. Se sienten abandonados, porque por mucho que trabajan, no pueden participar del crecimiento de su país", dijo Katy Wright, directora de asuntos externos globales de Oxfam, que hizo un llamado a generar "una economía más humana" e instó a los gobiernos a acabar con los pagos corporativos, la evasión fiscal e imponer mayores impuestos a las personas más ricas.

Piden más impuestos a los que más tienen. El valor del trabajo.

También pide que los empresarios paguen una "parte justa de impuestos" y que las empresas ofrezcan un "salario digno", que sea más alto que el salario mínimo fijado por los gobiernos.

Críticas y polémicas

Para algunos analistas Oxfam no debería centrarse en exponer la acumulación de los ricos, si no en cómo combatir la pobreza. "Como una organización benéfica 'contra la pobreza', Oxfam parece estar extrañamente preocupada por los ricos", dijo Marcos Littlewood director general del centro de estudios sobre libre mercado.

Wall St. y los centros financieros del mundo, poder y acumulación.

En tanto, Ben Southwood, director de investigación en el Instituto Adam Smith, disparó que no era la riqueza de los ricos del mundo la que importaba, sino el bienestar de los pobres del mundo. "Cada año estamos engañados por las estadísticas de riqueza de Oxfam. Los datos están bien, pero la interpretación no".

Pero sí se le reconoce a Oxfam señalar que las empresas alimentan la desigualdad con modelos de negocios que se centran más en la entrega de rendimientos cada vez más altos para los propietarios ricos y altos directivos. La desigualdad económica estaba alimentando la polarización en la política.

Davos

Wright dijo que el informe ayuda a la organización benéfica a "desafiar a las élites políticas y económicas". "No tenemos ninguna ilusión de que Davos pueda ser otra cosa que un foro de debate para la élite del mundo, pero tomamos y usamos ese enfoque", concluyó.