Menu Big Bang! News
Mundo histórico

Para los Castro: Los Rolling Stones cerrarían su gira en Cuba

Luego de largas negociaciones encaradas por el mismísimo Mick Jagger, sus majestades satánicas concluirían su Olé Tour en la Isla dando inicio a una nueva etapa política y cultural para esa nación, que ya atraviesa una nueva revolución aperturista.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los Rolling Stones acarician el sueño de cerrar su Olé Tour con un concierto en Cuba, lo que se transformaría en un hecho histórico para una banda inglesa. Si bien aún no hay confirmación oficial, fuentes allegadas a la banda indican que podría concretarse un show en la isla entre el 20 y 24 de marzo, en un estadio de beisbol o en la icónica Plaza de la Revolución.

Los Rolling Stone preparan un final de gira histórico.

El deseo de los Stones por realizar este recital, que sería gratuito para los cubanos y pago para los extranjeros, sería el principal motivo por el cual el grupo no agregó nuevas fechas en ninguno de los destinos estipulados para esta gira.

Sin embargo, la banda británica no quiere empañar la llegada de Barack Obama a Cuba. Por este motivo aún no se precisó oficialmente el desembarco de los Stones, aunque tampoco se descarta que el concierto se realice con la presencia de Obama, si el presidente norteamericano decide presenciarlo.Hasta el momento, el recital seguramente se realizará en la Ciudad Deportiva, un gran estadio situado en el corazón de La Habana.

Las negociaciones para la llegada de los Stones a Cuba fueron realizadas por el mismísimo Mick Jagger, quien el año pasado visitó la Isla en numerosas ocasiones, manteniendo encuentros con funcionarios del Gobierno. La apertura de Cuba al mundo puso en alerta a muchos músicos internaciones que quieren hacer historia, desembarcando con sus shows.

Mick Jagger es un asiduo visitante de la Isla.

“En este contexto, los Stones, pero especialmente Jagger, aspiran a sumar a su extensa lista de históricos logros profesionales el hecho de convertirse en la primera megabanda que actúa en Cuba”, informaron.

La prensa especializada relaciona este posible concierto con el brindado por Paul McCartney en 2003 en la Plaza Roja de Moscú, epicentro de la ex Unión Soviética.

En esta apertura política y cultural el año pasado, Cuba recibió la visita de dos cuasi stones, el bajista Darryl Jones y el corista Bernard Fowler, que estuvieron allíinvitados por la banda australiana The Dead Daisies.

Además de los Stones, los medios cubanos afirman que para este año los amantes locales del rock también tendrán la posibilidad de ver en vivo en la isla  a Sting y a Stevie Wonder

Pero si de grandes recitales se trata, quien dio el puntapié inicial, en 2001, fue Manic Street Preachers, en el teatro Carlos Marx. El propio Fidel Castro asistió a ver el show.  Otro show importante fue el de Audioslave, el 6 de mayo de 2005. La banda de Chris Cornell y Tom Morello se presentó gratis, ante miles de personas que colmaron la Tribuna Antiimperialista José Martí, ubicada en la Plaza de la Dignidad.

Con la nueva política de deshielo al bloqueo anunciada por el presidente Obama, muchos músicos y sus respectivos fans es­tán más dispuestos que nunca a preparar finalmente propuestas para com­partir su mú­sica con los vecinos cubanos.

To­davía hay obstáculos legales para llevar mú­sicos de Estados Unidos a Cuba, pero al menos estas actuaciones son posibles sin que tengan que solicitar una licencia específica del Depar­tamento del Tesoro.