Menu Big Bang! News
Mundo ¿Andreas Lubitz estaba deprimido?

Quién piloteó el vuelo de la muerte

Andrea Lubitz nació en Montabur, Alemania hace 28 años. Quienes lo conocieron en su adolescencia y compartieron horas de vuelo en un club de aviadores dicen que estaba feliz con su trabajo, y que era callado pero amigable. Había interrumpido su entrenamiento durante unos meses. Para Alemania no tiene perfil terrorista y no se explican qué lo motivó a estrellar la nave. Tenía 630 horas de experiencia. Mirá las fotos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Andreas Lubitz (28) nunca dio señales de que sintiera algo distinto a emoción por haber conseguido un empleo en la aerolínea Germanwings, de acuerdo con quienes lo conocieron cuando era un adolescente en Montabur, pueblo de las zonas montañosas del occidente de Alemania. Sin embargo los fiscales franceses acusaron al copiloto del trágico vuelo 9525 de Germanwings de "estrellar intencionalmente el avión contra la montaña".

Integrantes del club de aviadores de su ciudad natal que lo conocían bien  dijeron que estaba feliz de haber conseguido un trabajo en Germanwings en septiembre de 2013, Lubitz parecía animado y muy feliz cuando volvió al club de pilotos LSC Westerwald e.V en verano para renovar su licencia como piloto de naves sin motor. Hizo unos 20 despegues. El director del club, Klaus Radke, dijo que rechazo la conclusión del fiscal de Marsella acerca de que Lubitz puso al avión en descenso intencional y lo estrelló en los Alpes franceses cuando el piloto salió de la cabina. "No sé cómo alguien puede llegar a esa conclusión antes de que la investigación esté finalizada. El era callado pero amigable", dijo a AP.

La casa donde vivía con sus padres fue allanada por la policía alemana ante el estupor de los vecinos que miraban, incr{edulos. "No hay indicios de trasfondo ni motivación terroristas", dijo el ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziére, En una comparecencia de urgencia, explicó que, desde que se estrelló el Airbus 320 de la aerolínea de bajo costo alemana Germanwings, los servicios de inteligencia investigaron el pasado de las 150 personas a bordo.

 Según las pericias,Lubitz vivió hasta el momento del siniestro, según se desprende del audio de la caja negra en la que se escucha su respiración hasta el final en la grabación y los goklpes de puiloto tratando de entrar a la cabina. En tanto las víctimas no se dieron cuenta de lo que iba a suceder hasta el último momento, porque en la grabación no se escuchan gritos hasta poco antes del impacto.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, avaló las conclusiones de los fiscales franceses y se mostró consternado “No sé qu{e pasó por su cabeza, es inexplicable pero fue algo intencional: cerró la puerta cuando el piloto salió y estrelló el avión”. También dijo que Lubitz era "100 por cien apto para volar; sin peros ni matices". pero no precisó los motivos por los cuales hace seis años interrumpió su entrenamiento. Y dejó una frase inquietante:"cuando una persona arrastra consigo a la muerte a otras 149 no es suicidio, es otra cosa"