Menu Big Bang! News
Mundo la grieta

The Wall en Brasil: un muro separará a los manifestantes a favor y en contra de Dilma

Empezó a instalarse este domingo en Brasilia. Tendrá 2,2 metros de alto y cinco kilómetros de largo. Se esperan 150 mil personas a cada lado. Semana decisiva.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Brasil vive días de nerviosismo y agitación. Las gestiones para un juicio político contra Dilma Rousseff avanzan, y con ellas las manifestaciones a favor y en contra de la presidenta. Tanto es así, que este domingo empezó a fijarse una instalación para separar a los dos bandos.

Las tareas empezaron este domingo.

El muro es de hojas de aluminio, llega a los 2,2 metros de altura y tendrá cinco kilómetros de largo. Comenzó a ser montado en la Explanada de los Ministerios de Brasilia, frente al Congreso.

El objetivo es mantener alejados a los manifestantes a favor y en contra del juicio político, que será votado entre el viernes y el domingo en la Cámara de Diputados.

Dilma, Lula y una sociedad dividida.

Quienes debieron hacerse cargo de la tarea fueron empleados municipales y presidiarios de la vecina cárcel Papuda. El lugar ya es conocido como el "Muro del Impeachment".

Presidiarios durante las tareas iniciales.

Mientras que el grupo opositor Vem Pra Rua ("Salí a la Calle") montó un tablero para contabilizar los votos a favor, en contra e indecisos, el Partido de los Trabajadores armó carpas para hacer una vigilia "Contra el golpe y a favor de la democracia".

Además del incipiente muro, la Fuerza Nacional de Seguridad (cuerpo de elite de las policías estaduales) estará en el medio de las dos manifestaciones para evitar las confrontaciones: se esperan 150 mil personas de cada lado.