Menu Big Bang! News
Policiales Medida judicial

Caso Nisman: Lagomarsino apeló el pase de la investigación a la justicia federal

Los abogados del ex asesor informático reclamaron que la causa quedara en la "justicia ordinaria" argumentando que el cambio de fuero "podría afectar a la garantía del juez natural". Asimismo, los médicos encargados de la "autopsia psicológica" pidieron una prórroga de tres meses. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex asesor informático de la UFI-AMIA, Diego Lagomarsino, apeló ante la Cámara del Crimen porteña la decisión de enviar a la justicia federal la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman, ocurrida el 18 de enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero.

En tanto, los médicos forenses encargados de realizar la "autopsia psicológica" sobre el cuerpo del fiscal pidieron una prórroga de “90 días” para entregar sus conclusiones a la jueza Fabiana Palmaghini, quien todavía tiene a su cargo la investigación por el deceso del ex titular de la UFI-AMIA.

El pasado 22 de marzo, la Cámara del Crimen había decidido que la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman pase al fuero federal. Sin embargo, mediante un escrito presentado a primera hora de este viernes por los abogados Gabriel Palmeiro y Martín Chasco, Lagomarsino reclamó que la causa permanezca en la justicia ordinaria y argumentó que el cambio de fuero podría afectar a la garantía del "juez natural", consagrada en la Constitución Nacional.

La apelación, que ya había sido adelantada por los defensores, fue presentada ante los integrantes de la Sala VI de la Cámara del Crimen, Marcelo Lucini, Mario Filozof y Rodolfo Pociello Argerich.

A principios de marzo, la jueza Palmaghini se había declarado "incompetente" después de una maratónica declaración del espía Antonio "Jaime" Stiuso, y poco después la Cámara del Crimen confirmó que el expediente debía pasar a los tribunales de Comodoro Py 2002.

La jueza Fabiana Palmaghini se había declarado “incompetente” para investigar la muerte del fiscal Nisman.

Lagomarsino está, de momento, sólo imputado por haber facilitado el arma que causó la muerte de Nisman, pero las querellas sostienen que el fiscal fue asesinado y apuntan sus dardos hacia el empleado informático, quien es, hasta donde se sabe, la última persona que lo vio con vida.

La apelación tiene un primer paso por delante: la admisibilidad del recurso. Si la Cámara lo declarara "admisible", entonces el caso irá a la Cámara de Casación de la Capital Federal para su debate, pero si lo considerara "inadmisible", el expediente automáticamente pasaría a la justicia federal.

Fuentes judiciales no descartaron que la apelación pueda ser rechazada y, en consecuencia, antes de que finalice abril el voluminoso expediente viajaría a los tribunales de Retiro.

En cuanto a la "autopsia psicológica" sobre la que los forenses pidieron una prórroga de 90 días para entregar las conclusiones, fuentes judiciales recordaron que Palmaghini había otorgado en marzo un plazo de 15 días para que los peritos de Gendarmería propuestos para hacer la experticia psicológica, coordinados por el titular del Cuerpo Médico Forense, Roberto Godoy, presentaran sus conclusiones, que debían ser "previas" al estudio interdisciplinario también ordenado por la jueza.

Lagomarsino esta imputado por haber facilitado el arma que causó la muerte de Nisman.

Pero mediante un oficio remitido en las últimas horas, los expertos explicaron que el tiempo concedido por Palmaghini no es suficiente. Si se accede a la prórroga, las conclusiones se postergan hasta después de que el expediente pase a la Justicia Federal.

Por otro lado, con esto también se demorarán las conclusiones del peritaje integrador interdisciplinario -entre expertos criminalísticos y forenses- que se insinuaba como una prueba fundamental para determinar la mecánica de la muerte.