Menu Big Bang! News
Policiales Fuga y tiroteo

Corre riesgo la vida de uno de los policías bonaerenses baleados

Fernando Pengsawath, de 22 años, recibió un disparo en el abdomen durante el brutal ataque de los hermanos Lanatta y Victor Schillaci en una ruta bonaerense. Lucrecia Yudati, quien sufrió heridas de bala en los pies, fue operada.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fernando Pengsawath, uno de los policías baleados por los prófugos condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez, lucha por su vida. El parte médico otorgado por las autoridades de la clínica Fitz Roy, ubicada en el barrio porteño de Villa Crespo, detalló que el suboficial, de 22 años, se encuentra internado en terapia intensiva con "pronóstico reservado".

Los responsables de su estado crítico son Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci, prófugos desde hace una semana del penal de General Alvear, que dispararon a los efectivos en un control de la ruta provincial 20, a la altura de la ciudad de Ranchos. 

Las imágenes del momento en que los policías fueron atacados por los prófugos. 

"Lo recibimos ya intervenido y va a quedar en terapia intensiva. Tiene pronóstico reservado. Todavía no sabemos cómo puede evolucionar", informó Marcelo Schieber, subdirector de la Clínica Fitz Roy. En ese mismo centro médico fue operada la sargento Angelina Lucrecia Yudati, de 33 años, quien sufrió heridas en el tobillo izquierdo y en el pie derecho durante el ataque de los prófugos.

"Las heridas de la mujer son en el tobillo izquierdo que hay que reconstruir y en el pie derecho", señaló Schieber. La secuencia del video de las cámaras de seguridad es contundente. Cerca de la madrugada, la camioneta en la que viajaban los prófugos fue detenida por dos efectivos apostados en un contro vial: Fernando PengsawathLucrecia Yudati.

Fernando Pengsawath y Lucrecia Yudati, los agentes heridos.

La historia de los policías baleados

La mujer herida tiene 33 años y es oriunda de Ranchos. Ella fue baleada en una pierna y por la gravedad de la herida debió ser trasladada en helicóptero al Hospital Churruca, en el barrio porteño de Parque Patricios. Lucrecia es madre y hace unos días lamentó en su cuenta de Facebook la muerte de dos colegas.

Lucrecia y su hija. 

Su compromiso y entrega a la fuerza lo demuestra en cada una de sus publicaciones en la red social: comparte frases relacionadas a la búsqueda de seguridad y justicia social como también sube imágenes de delincuentes que son buscados.

La oficial Lucrecia Yudati, primera desde la izquierda, y dos colegas. 
Lucrecia tiene 33 años y fue herida en una pierna.

Otro de ellos, identificado como Fernando, está siendo atendido en el hospital de Chascomús por el impacto de bala en su abdomen. Según los datos que se difundieron, el joven se recibió hace sólo un año como agente. 

El oficial en uno de sus últimos entrenamientos antes del egreso.

Pengsawath tiene 22 años y en sus redes sociales aún pueden verse sus fotos del viaje de egreso de sus estudios, además de momentos compartidos con amigos.