Menu Big Bang! News
Policiales El motochorro abatido

"Gracias a Dios y la Virgen no nos mataron", dijo Ruckauf

Ocurrió cerca de una escuela en Salguero y Juncal. En la misma zona, hace 13 años, mataron al secretario privado del político.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Fue un robo al voleo”, explicó el ex gobernador bonaerense Carlosd Ruckauf, con un apósito en su cabeza.”Me pegaron un culatazo en la cabeza y a mis esposa le apuntaron con un arma. Gracias a Dios y a la Virgen no nos mataron”, señaló pasado el mal momento y cuando se dispuso a hablar con la prensa en el lugar.

Durante el mediodía fue víctima de un violento tiroteo en las inmediaciones de la calle Salguero y Juncal, en Palermo. Según fuentes policiales un custodio del ex gobernador bonaerense se toroteo con un motochorro que cayó abatido. El hecho se desarrolló a pocos metros de una escuela.

Según trascendidos, el político habría sido herido en el tiroteo de este mediodía.

En abril de 2002, cuando Ruckauf se desempeñaba como Canciller del presidente, Eduardo Duhalde, su custodio, secretario privado y hombre de confianza, Adrián Falduto, se encontraba tomando un té en el café De la Villete, en la misma esquina de Salguero y Juncal, a metros de dónde vivía la hija de Ruckauf, frente al Parque Las Heras.

 Cerca del tiroteo de este mediodía se encuentra la Escuela Nacional de Lenguas Vivas.
“Hay que meter bala”, fue la frase que hizo famosa el ex gobernador.

El policía estaba vestido de civil, cuando dos delincuentes armados ingresaron al bar y se produjo un fuerte tiroteo. Falduto abatió a uno de los delincuentes, sin embargo el custodio cayó bajo la balacera de los malhechores.