Menu Big Bang! News
Policiales Conmoción en San Luis

Intendente puntano denunció amenazas antes del crimen de su esposa

Lorenzetti, cuya mujer fue brutalmente asesinada el sábado por la mañana, le manifestó a la jueza de la causa que recibió llamados 20 días antes del asesinato. Se iniciará una investigación para determinar si la muerte fue un “ajuste” político.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El intendente de La Calera, Diego Hernán Lorenzetti, cuya esposa fue brutalmente asesinada el sábado por la mañana, aseguró haber recibido “amenazas graves” veinte días atrás vinculadas con su actividad política. Así lo confirmó la propia jueza a cargo de la investigación, Virginia Palacios, quien ahora comprobará la veracidad de sus dichos.  

Aguilar fue brutalmente asesinada el sábado por la mañana.

"El señor (por el intendente) dice que había recibido amenazas pero no lo tenemos constatado de manera fehaciente. Aseguró que las amenazas habían tenido que ver con su actividad política, pero son dichos de él, no es una cuestión que ha sido corroborada", manifestó en diálogo con TN.

La magistrada confirmó, a su vez, que el funcionario no realizó la denuncia correspondiente tras recibir las amenazas. Sin embargo, ahora se iniciará una investigación que gire en torno a la posibilidad de que la muerte de Romina Celeste Aguilar esté vinculada a cuestiones políticas.

El intendente confirmó, a través de su abogado, que recibió amenazas antes del crimen. 

Lorenzetti ganó hace dos años la intendencia de La Calera por tan sólo dos votos y en aquel entonces cruzó agresiones verbales con la anterior gestión. En cuanto a las amenazas, la jueza Palacios brindó detalles del contenido de las mismas. "El abogado de Lorenzetti me comunicó que había recibido una amenaza hace veinte días y que eran de un número (telefónico) privado, de una voz de sexo masculino, y por un breve período de tiempo", expresó.

La mujer recibió dos disparos y aún no hay detenidos por el hecho. 

A tres días del brutal asesinato, en el que Aguilar fue interceptada en la puerta de su casa por dos hombres en moto que la arrastraron unos diez metros por el suelo y le dispararon dos balazos calibre 45, se les tomó declaración testimonial a todo el círculo íntimo del intendente como al de la víctima, entre ellos una hermana y la mejor amiga de la esposa de Lorenzetti.

Por último, la jueza añadió que en la escena del crimen se secuestró "un proyectil" y que a partir de la autopsia "no se advirtió la existencia de resistencia" por parte de la víctima" y "que fueron dos disparos" cuando "en un principio se pensó que podían haber sido”.