Menu Big Bang! News
Policiales El crimen de Angeles

La querella pidió prisión perpetua para el portero Mangeri

El abogado Pablo Lanusse acusó al encargado del edificio donde vivía la adolescente de tentativa de ataque sexual, homicidio y femicidio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juicio por el crimen de Angeles Rawson ingresó hoy en su etapa decisiva, con el alegato del abogado querellante, Pablo Lanusse, quien fue el encargado de comenzar con el pedido de la pena para el encargado Jorge Mangeri, a quien acusó de tentativa de ataque sexual agravado y en concurso real con el de homicidio criminis causa, por lo que reclamó que fue condenado a prisión perpetua. Y además lo acusó de femicidio.

En un extenso alegato, seguido por un taciturno Mangeri con la mirada perdida, mientras la madre de Angeles, Maria Elena Aduriz, lo escuchaba sollozando, el ex fiscal Lanusse, que representa a la familia, describió los hechos ocurridos a su juicio en el edificio de la calle Ravignani 2360 donde vivía Angeles con su familia y Mangeri trabaja como encargado.

Los padres de Angeles durante la audiencia.

Lanusse sostuvo que durante las 22 jornadas del juicio oral se pudo llevar a cabo la “reconstrucción de los hechos” y que la prueba reunida “permitió demostrar la materialidad del hecho y la responsabildad penal” de los delitos por los que está acusado Mangeri.

Según el abogado de la querella “Angeles murió en manos de Jorge Mangeri”, el 10 de junio de 2013, cuando fue atacada por el portero del edificio, a quien Angeles, de 16 años, lo conocía desde los 5. Sostuvo que mediante un engaño que "con algún pretexto", condujo a la joven a "algún lugar del edificio donde desplegó su verdadero objetivo: abusar sexualmente de Ángeles Rawson".

Mangeri escuchó la acusación.

Lanusse en la parte final de su alegato hasta citó al Papa Francisco, cuando acusó a Mangeri de femicidio y recordó la marcha “ni una menos” realizada hace días atrás. Según Lanusse, Mangeri “es al autor de los hechos” y sostuvo que los dichos de Mangeri sobre que había sido atacado por policías era mentira. También dijo que la esposa de Mangeri mintió para favorecer a su marido.

“Nada de todo lo dicho es real”, sostuvo Lanusse. “Fue perseguido y torturado por su conciencia”, dijo el abogado al descartar las aseveraciones “Hay adn debajo de las uñas porque el señor Mangeri quiso accederla carnalmente y ella se defendió”, por lo que consideró probado fue “autor penalmente responsable de los delitos mencionados.

Lanusse pronunció un extenso alegato.

Describió el ataque como un caso típico de “violencia de género”, al haber sido atacada Angeles por un hombre de 108 kilos de peso. El abogado dijo que Angeles “habló a través de su cuerpo” por las lesiones encontradas en su cuerpo. “Señaló con su dedo, marcó con su dedo al verdadero y único reponsable”, dijo Lanusse.

Tras el extenso alegato, el tribunal ordenó un cuarto intermedio hasta el miércoles de la semana próxima, cuando será el turno de la fiscalía. Luego el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9, integrado por Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas, dará paso al alegato de la defensa.