Menu Big Bang! News
Policiales Inseguridad en tribunales

Quién es el juez, ex cuñado de Tinelli, al que le robaron US$ 93.000 de su despacho

Gonzalo Aquino denunció que el robo del dinero que tenía guardado en su oficina. Sospecha sobre una empleada que es defendida por el gremio judicial.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juez de San Isidro que denunció que le robaron 93 mil dólares de su despacho, Gonzalo Aquino, es el ex cuñado de Marcelo Tinelli, ya que es hermano de Soledad Aquino, la primera esposa del empresario y conductor.

Aquino denunció que una empleada judicial le robó 93 mil dólares, alhajas y un arma de fuego de su despacho en los Tribunales de San Isidro, se supo en las últimas horas.

El magistrado tiene una larga carrera en la justicia de la provincia de Buenos Aires y actualmente integra el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 del Departamento Judicial de San Isidro.

Como integrante de ese tribunal fue uno de los magistrados que condenó a la banda que llevó adelante el llamado Robo del Siglo, cuando el 13 de enero de 2006 un grupo de ladrones vació las cajas de seguridad del Banco Río de Acasuso.

El llamativo robo -ocurrido en el despacho del juez- trascendió en las últimas horas por una una presentación de la Asociación Judicial Bonaerense, el gremio que agrupa a los empleados judiciales.

"Es un dinero que estaba en tránsito porque mi mujer estaba a punto de hacer una inversión. Creía que mi despacho era un lugar seguro", señaló el juez en su denuncia.

En referencia al hecho, el juez lo calificó de "suma gravedad y demuestra la falta de seguridad que hay en el edificio de tribunales". "Lo peor de todo es que después del robo que sufrí en mi despacho, hubo al menos otros dos hechos más en otras oficinas del mismo edificio", apuntó el magistrado, según la agencia NA.

Aquino es juez de un tribunal oral de San Isidro.

La denuncia dice además: "Allí además guardaba la pistola 9 milímetros que también me robaron y de la cual soy legítimo usuario, que no tenía en mi casa por temor a que me entraran a robar y la encontraran".

"El robo tiene todas las características de haber sido cometido por alguien que conoce el movimiento del tribunal. Hay que tener llave del tribunal, saber dónde está guardada la llave de mi oficina y saber que guardaba algún valor en ese mueble que fue violentado", agregó.

La Asociación Judicial Bonaerense pidió a la Suprema Corte bonaerense que investigue el caso y que se licencie a Aquino. Advirtió que el magistrado acusó a la empleada sin elementos "porque tenía problemas económicos".

Al respecto, el juez aclaró: "Nunca acusé a nadie. Lo único que le conté al fiscal es el hecho objetivo de que esta mujer, un mes antes del robo, mientras limpiaba mi oficina, levantó la tapa de la caja de zapatos, vio el dinero y me pidió disculpas". El fiscal de San Isidro Patricio Ferrari quedó a cargo de la investigación del caso.