Menu Big Bang! News
Policiales Los sicarios aún no fueron detenidos

Ritondo: "Si los prófugos se quieren entregar, que se entreguen"

Los tres condenados por el Triple Crimen, los hermanos Lanatta y Schillaci, son buscados por más de 700 policías. Pasaron fin de año en libertad. ¿Se entregarán hoy?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“No negociaremos con prófugos. Si se quieren entregar, que se entreguen”. Eso dijo el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, sobre los tres prófugos del Triple Crimen que tirotearon a dos policías "están muy jugados y no les importa morir", pero aseguró que "los queremos encontrar vivos" para que "vuelvan a estar presos". Más de 700 policías, más el Grupo Geof, buscan a los tres sicarios casa por casa en la localidad de Ranchos. Los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Cristian Schillaci pasaron fin de año en libertad, cuando todo hacía indicar que iban a entregarse.

"En la primera oportunidad el abogado de uno de ellos me dijo que podían tener disposición a entregarse sin armas, pero que pedían ir al Servicio Penitenciario Federal. Nosotros tenemos que pedir cupo al Ministerio de Justicia. A partir de ese momento hubo una segunda comunicación en la que (el abogado) dijo que perdió contacto con ellos", dijo Ritondo.
El ministro sostuvo que los prófugos están "localizados" en un vehículo, "por el momento solos", y "en un lugar poblado".

Las cámaras de seguridad tomaron el momento en que los prófugos descienden de una camioneta,
en el retén policial de Ranchos, y comienzan a disparar.

Ritondo advirtió que "a esta gente no le importa morir" y "tienen una conducta de asesinos", así como que "están jugados y no tienen nada que perder", pero subrayó que "mi objetivo y el de toda la policía es que vuelvan a estar presos". 

El lugar del hecho, en la Ruta 20, donde se montó un amplio operativo cerrojo para apresar a los fugados del penal de General Alvear.

Respecto de la hipótesis que maneja sobre la fuga de los tres condenados del penal de Gral. Alvear,  informó que “ayer quedó detenida una persona del servicios penitenciario, tenemos algunas pistas de como salieron también. Hay una de las personas que estaba de guardia que denuncia a un jefe que había actuado ahí, cuando escuchó gritos no actuó, eso está en el sumario. (...) No sabemos si hubo plata de por medio. (...)"

Los hermanos Christián y Martín Lanatta y Víctor Schilaci.

Además afirmó que el tiroteo de ayer por la madrugada se produjo en "un retén vial" en las afueras de Ranchos y que los agresores iban en una Ford Ranger, de color gris: "Paran la camioneta y entran a disparar a quemarropa", señaló. El ministro de Seguridad bonaerense, confirmó que los agresores tienen en su poder "armas largas y cortas" pero no pudo ratificar si además llevan chalecos antibalas porque "en el video no se llega a notar, a lo mejor los llevan debajo de la ropa".
Los tres prófugos estaban armados con una escopeta calibre 12/70, un fusil tipo FAL y una pistola calibre 22 que se les cayó antes de escapar en una camioneta. Así lo aseguró este mediodía el fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet, quien precisó que trabajaban "para dar con el paradero" de sus autores.

El ministro de Seguridad, Cristián Ritondo, confirmó que los prófugos son buscados por más de 700 policías. 

También comentó que la aparición del trío en Ranchos "descarta dos cosas: aquellos que dijeron que estaban muertos y aquellos que dijeron que están fuera del país" porque, sostuvo, "están vivos y no tienen detrás de ellos mucho estructura".

Sin embargo agregó que “lo sucedido da cuenta que a esta gente no le importa morir (...). Cuando uno está jugado tiene nublado el razonamiento (Se entrecorta) Entendamos de dónde partimos y quienes son."

Lucrecia Yudati y Fernando Pengsawath los dos policías mal heridos en el tiroteo.

El funcionario instó a quienes tuvieran alguna información de los prófugos a "dar aviso al teléfono 911" y sostuvo que "los queremos encontrar vivos, trabajamos por la vida". 

Audio

Ritondo habla sobre el tiroteo en Ranchos protagonizado por los fugados del penal de Gral. Alvear Fuente: Ejes