Menu Big Bang! News
Política Incidentes electorales

A pesar de los reclamos falta el 20% del escrutinio tucumano

A pesar de las protestas, la Junta Electoral escrutó el 81.55 por ciento que sostiene la ventaja a  de 14 puntos al oficialista Juan Manzur, por sobre el radical José Cano. Aún faltan computar 641 mesas. “Tienen el objetivo de deslegitimar el resultado”, justidicó Carlos Zannini, candidato a vice por el kirchnerismo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Junta Electoral tucumana todavía no terminó el escrutinio de los votos de las elecciones del domingo. Con un 81.55 por ciento escrutado, las cuestionadas cifras posicionan al oficialista Juan Manzur 14 puntos por encima de su rival, el radial José Cano. “Las denuncias de fraude tienen el objetivo de deslegitimar el resultado”, denunció Carlos Zannini, candidato a vicepresidente por el Frente para la Victoria.

Miles de personas se manifestaron en la Plaza Independencia de la capital tras los resultados provisorios.

La movilización de ayer a la noche, que culminó con una madrugada de represión en la Plaza Independencia de la capital provincial, salió al cruce de las cifras provisorias publicadas por la entidad que en horas de la tarde le habían dado la victoria local al ex ministro de Salud con el 54.42 por ciento.

Pese al resultado final, la principal fuerza opositora, Acuerdo para el Bicentenario (que congrega radicales, macritas, socialistas, peronistas y massistas) logró victorias en las cuatro principales ciudades provinciales: San Miguel de Tucumán, Concepción, Yerba Buena y Bella Vista.

Zannini dijo que las denuncias por fraude tienen como objetivo “deslegitimar el resultado electoral”.

Según consignó el diario local La Gaceta, aún faltan computar 641 mesas, de las cuales 307 pertenecen al distrito de San Miguel de Tucumán. “Una diferencia de 14 puntos, cuando estamos hablando de 40 urnas (cuestionada) sobre un total de 3400, ahí está la respuesta más contundente: se quiere empañar lo que ha sido un resultado muy claro”, desestimó Daniel Scioli, previo a los desmanes sociales.