Menu Big Bang! News
Política La Justicia ordenó la quiebra de la empresa

Cresta Roja: levantaron el corte tras acordar con el Gobierno

Los trabajadores acordaron ayer el pago de una ayuda económica de $6 mil con el Gobierno. Luego de la reunión con el ministro de Trabajo y tras conocer la decisión de la Justicia, que ordenó la quiebra de la empresa, los manifestantes comenzaron a retirarse de la autopista Ricchieri. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de una jornada más que intensa en la protesta que llevaron a cabo ayer en el acceso a Ezeiza sobre la autopista Ricchieri, el conflicto con los trabajadores de la empresa avícola Cresta Roja parece llegar a su fin: anoche los manifestantes decidieron levantar el corte tras las reuniones con el ministro de Trabajo.

Después de que ayer la Justicia decretara la quiebra de la empresa perteneciente a Rasic Hermanos, y el gobierno ofreciera una ayuda económica de $6 mil a los trabajadores a partir de enero, decidieron levantar la protesta que mantenían sobre la autopista, donde ayer fueron reprimidos con balas de goma y carros hidrantes por la Gendarmería que los intentó desalojar en dos ocasiones.

 

El delegado Cristian Villalba anunció anoche que la única condición que ponían los trabajadores para levantar la protesta era la liberación de sus compañeros detenidos durante las manifestaciones de ayer por la mañana. “Cuando pase eso, levantamos todo y cada uno a su casa”, aseguró. Efectivamente, minutos después se informó que los trabajadores que se encontraban detenidos serían liberados, y tanto los manifestantes como la Gendarmería comenzaron a retirarse de la zona. Además, Villalba denunció que hubo “infiltrados” del Partido Obrero, quienes habrían generado los desmanes.

Desde hacía días que los trabajadores acampaban sobre la Ricchieri.

Ayer por la tarde, los delegados de Cresta Roja se reunieron con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y acordaron el pago de una suma de $6 mil para cada trabajador a partir de enero. Además, el Gobierno se comprometió a entregar “bolsones para las fiestas”. La decisión de los trabajadores de levantar la protesta se conoció luego de que la Justicia emitiera un fallo que decretaba el quiebre de la compañía.

Desde hace varios meses los trabajadores reclaman una solución ante la crisis de la compañía.

Se trata de alrededor de 3.500 trabajadores, con lo cual ahora resta definir el futuro de la compañía. Anoche los delegados se mostraban optimistas respecto del reinicio de las tareas laborales. Según señaló Villalba, la línea de producción podría comenzar nuevamente entre hoy y mañana. Y quedará definir qué ocurre con la compañía. “Hay cuatro empresas en condiciones de comprar Cresta Roja”, aseguró el delegado.