Menu Big Bang! News
El lago "prohibido": la polémica estancia donde descansa Macri

Política Patagonia

El lago "prohibido": la polémica estancia donde descansa Macri

El Gobierno no quiere informar su paradero, pero el presidente estaría descansando en Río Negro,  en una estancia del británico Joe Lewis, quien, a pesar de los reclamos de vecinos y fallos judiciales, se niega a permitirle a los vecinos el acceso al Lago Escondido.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La cumbre entre Mauricio Macri y Barack Obama no podría haber terminado peor. Mientras el presidente de los Estados Unidos le pedía al mundo entero, con una foto de Bariloche, "cuidar el medio ambiente", el presidente de la Nación eligió un polémico lugar, inaccesible para los rionegrinos, para descansar.

Se trata de la Estancia Lago Escondido. Los rionegrinos la conocen bien. El presidente Macri, que había aterrizado el jueves a las 13.25 en el Aeropuerto Internacional Teniente Luis Candelaria, voló junto a Juliana y Antonia en un helicóptero privado para luego alojarse en la polémica estancia. Por eso, se cuidaron de no sacar fotos como acostumbran.

Los rionegrinos llevan más de diez años exigiéndole al propietario de la estancia el acceso al lago homónimo. De hecho, la legisladora provincial de la Coalición Cívica-ARI, Magdalena Odarda, demandó a Joe Lewis para que los pobladores pudieran llegar hasta el espejo de agua. La Justicia falló favorablemente en 2009, 2012 y 2013.

Sin embargo, el multimillonario británico continúa sin cumplir las leyes argentinas sobre el "dominio público de los ríos y lagos". Joe Lewis ostenta la sexta fortuna de Gran Bretaña. De hecho, es uno de los dueños del Tottenham Hotspur, club donde se desempeñan el futbolista Erik Lamela y el entrenador Mauricio Pochettino.

A Mauricio Macri pocó le importó la histórica polémica. Es que, según publicó hoy Clarín, el presidente continuará allí descansando con su familia hasta el domingo. Sólo salió unas horas para desearle un buen regreso a su país a Barack Obama. El Gobierno, según el mismo diario, evitó confirmar el polémico paradero.

Lago Escondido, que incluye el espejo de agua homónimo, vital para los pobladores, es una estancia de 12 hectáreas que el multimillonario Joe Lewis compró en los años noventa por sólo US$ 14 millones. Y la construcción, que alcanza los 4.000 m2, costó US$ 8 millones. Un lugar para descansar, pero que al presidente podría haberle arruinado el sueño.