Menu Big Bang! News
Política Pie a pie

En bermudas y con estilo predicador, Kicillof insiste en defender "el modelo"

“Vamos a recorrer y militar casa por casa y timbre por timbre”, escribió el ministro de Economía en su Twitter. El fin de semana organizó una “mini asamblea vecinal” para debatir, conversar y explicar en el barrio de Agronomía las bondades del “modelo”. En zapatillas y mate de mano en mano. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se calzó las bermudas y las zapatillas y el fin de semana emprendió con rumbo a Agronomía. Allí, acompañado de su esposa, Soledad Quereilhac, armó una especie de asamblea vecinal en la que estuvo conversando con vecinos. En lenguaje coloquial, el ministro explicó las bondades del “modelo” y contó intimidades detrás de algunas leyes emblemáticas, como una discusión con el diputado del Pro Federico Pinedo.

 

Porque vamos a seguir haciendo lo que dijo la Presidenta, recorrer y militar casa por casa, timbre por timbre, dándole...

Posted by Axel Kicillof on lunes, 9 de noviembre de 2015

Kicillof debatió, respondió preguntas y explicó algunas de las medidas que tomó este Gobierno. Una vez que finalizó el encuentro se sacó fotos y firmó algunos autógrafos.

En su cuenta de Facebook escribió: “Porque vamos a seguir haciendo lo que dijo la Presidenta, recorrer y militar casa por casa, timbre por timbre, dándole instrumentos a la gente para que entienda y no se deje engañar, nos reunimos con los vecinos de Agronomía para conversar, debatir y responder todas las preguntas”.

 

Porque vamos a seguir haciendo lo que dijo la Presidenta, recorrer y militar casa por casa, timbre por timbre, dándole...

Posted by Axel Kicillof on lunes, 9 de noviembre de 2015

En una postal inimaginable en otras épocas, el ministro de Economía -y diputado nacional electo- se sentó en el pasto con bermudas y zapatillas a departir con los vecinos. El mate pasaba de mano en mano, y las explicaciones fluían. Disparó contra los supermercadistas y contra Paolo Rocca, de quien dijo “vive en Milan y tu vida le importa tres velines”.

Una postal poco conocida de uno de los funcionarios más cercanos a la presidenta.