Menu Big Bang! News
Política Corrupción

Escándalo Odebrecht: la constructora reconoció haber pagado coimas en el Sarmiento

El ex director general de la firma brasileña, Marcelo Odebrecht, aceptó la entrega de sobornos a cambio de ganar la licitación de la megaobra. Se habrían entregado US$ 20 millones en dádivas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Marcelo Odebrecht, ex director general de la constructora brasileña que reconoció haber pagado coimas en el país y aceptó ante la justicia de Brasil la entrega de sobornos a ex funcionarios y empresarios argentinos a cambio de beneficios en la licitación del soterramiento del Sarmiento.

Marcelo Odebrecht reconoció haber pagado coimas por el soterramiento del Sarmiento.

Los sobornos llegarían a los US$ 20 millones, según publicó La Nacióny le permitieron a Odebrecht acceder al megaproyecto. Se trata del principal contrato que la firma tiene en la Argentina y que ahora el Gobierno podría dar de baja si se confirma la entrega de los sobornos.

La firma brasileña habría pagado coimas por el soterramiento del Sarmiento. 

El directivo mencionó ante la Justicia la sigla “DGI”, la cual figura en una gran cantidad de documentos internos de la constructora. La sigla no se relaciona con la vieja  "Dirección General Impositiva" (hoy Afip) sino que era una referencia para esconder los pagos de dádivas. En concreto, “DGI” significa “compromisos políticos”, “favores” o “pagos a agentes públicos”, entre otros.

La empresa constructora entregó coimas a cambio de beneficios en la licitación. 

Ante la Justicia no dio nombres de las personas que recibieron coimas y declaró que “delegaba mucho” cuando había operaciones en el exterior. La cifra que la firma habría pagado en el país para quedarse con la megaobra rondaría los US$ 20 millones.  

Marcelo Odebrecht, quien está condenado a 19 años y 4 meses de prisión por la Justicia de Brasil, declaró que en la Argentina para conseguir los contratos de obra pública la empresa estaba obligada a tener “socios locales” y a contratar lobbistas para allanar el camino. El apellido más resonante fue el de Jorge “Corcho” Rodríguez, quien negó haber pedido coimas en nombre de Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal.