Menu Big Bang! News
Política Campaña sciolista

Karina paseó su charme por los cerros salteños

La primera dama bonaerense pasó por Salta para acompañar a su pareja, Daniel Scioli, y apoyar a Urtubey, quien resultó reelecto como gobernador. Salió a la pasarela en un desfile de un club barrial y acompañó a un niño, en los cerros, que le dedicó una bagüala. Mirá los videos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La semana previa a las elecciones en Salta, el Gobierno puso allí “toda la carne al asador” para apuntalar la candidatura de Juan Manuel Urtubey, quien finalmente resultó electo para un tercer período. Entre esas herramientas efectivas de apoyo político, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli viajó al norte en compañía de Karina Rabollini y todo su glamour.

Pero en Salta, Karina tuvo su propia agenda. Visitó un club en el que se realizaba un desfile, con su estelar presencia, y les dedicó unas dulces palabras a los presentes ubicados en las mesas. Pero luego de su saludo, la joven conductora le pidió a la Primera Dama bonaerense que saliera a la pasarela. Con un poco de verguenza, Karina accedió al pedido e hizo una pasada con todo el charme que desplegaba cuando era modelo. Fue ovacionada y ella se fue feliz.

 

También aprovechó para recorrer los lugares turísticos de esa bella provincia, y en un alto de una excursión, en las alturas de los cerros, se detuvo junto a un niño que le dedicó una baguala. Karina, vestida impecable aunque con los toques habituales que le dan su sello personal, se sentó a su lado y trató seguir el ritmo con las palmas sobre sus piernas. El niño cantó sobre los cerros y el hambre que vive su gente. Y luego de un rato, Karina dio un saltito y se retiró de la escena cediéndole el protagonismo al niño. Urtubey finalmente ganó gracias al apoyo de todos.

Y Karina demostró que, con su sola presencia, es una de las armas letales de Scioli, ya que una importante porción de su imagen positiva debe agradecérsela a Rabollini.