Menu Big Bang! News
Política

La efusiva jura de Myriam Bregman en la Legislatura y el enojo del macrismo

La dirigente del FIT se "apropió" del micrófono durante la jura como legisladora porteña. Lanzó un breve alocución en la que mencionó a Santiago Maldonado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La legisladora porteña Myriam Bregman protagonizó un llamativo episodio durante la jura en la Legislatura de la Ciudad. Al asumir en el cargo por el que fue electa en las últimas elecciones, la dirigente del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), lanzó un breve pero eufórico discurso que llamó la atención de todo el Parlamento.

El episodio duró apenas un minuto, pero sin dudas fue muy llamativo. Bregman se encontraba a punto de jurar en el cargo y pidió decir unas palabras. Sin embargo, la vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, le recordó que “no era lo pactado”.

“Es mi compromiso, yo elijo por qué me comprometo”, le respondió Bregman. Instantes después Polledo comenzó a leer a un grupo de legisladores cuáles eran los compromisos que asumían al ocupar una banca en la Legislatura. Tras el “sí, juro”, de sus compañeros, Bregman tomó el micrófono y comenzó una enérgica alocución que llamó la atención al resto de sus compañeros y que provocó malestar en el oficialismo porteño.

Myriam Bregman juró hoy como legisladora porteña.

Luego de hacerse del micrófono, la dirigente del FIT lanzó: “Me comprometo por la lucha de los trabajadores, de las mujeres, de los pueblos oprimidos del mundo, por continuar la pelea contra la impunidad de los empresarios que organizaron y se beneficiaron con el golpe cívico militar, por Rafael Nahuel y Santiago Maldonado, por terminar con la barbarie capitalista. Sí, me comprometo”.

El episodio provocó el enojo de Polledo, quien en los próximos días asumirá su banca como diputada nacional electa por Cambiemos. A pesar del momento caliente, Polledo luego saludó con un beso a cada diputado que llega a la Legislatura, incluida la propia Bregman, que saludaba a toda la Legislatura agitando las manos y lanzaba una dura crítica: “Qué tolerantes que son. La tolerancia del PRO”.