Menu Big Bang! News
Política Movida judicial

La insólita alianza para sacar a la fiscal Fein del caso Nisman

En vez de respaldar a la fiscal Viviana Fein, su superior, Ricardo Sáenz, pidió que la causa por la muerte del fiscal pase a manos de la jueza Palmaghini. Lo mismo hicieron los abogados que representan a la querella.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El fiscal general Ricardo Sáenz y los abogados que representan a las hijas de Alberto Nisman pidieron hoy que la investigación por la muerte del fiscal sea asumida por la jueza Fabiana Palmaghini.

Es una alianza extraña: en general los fiscales de Cámara respaldan el trabajo de los fiscales de primera instancia. Pero en esta oportunidad Sáenz acompañó el pedido de la querella para pedir que la fiscal Vivian Fein deje de dirigir la investigación.

Ambas partes se presentaron hoy en una audiencia ante los jueces de la Sala V de la Cámara, Marcelo Lucini, Mario Filozof y Luis Bunge Campos, quienes tienen cinco días para resolver el pedido.

Los abogados Juan Pablo Vigliero, Manuel Romero Victorica y Federico Casal -quienes representan a Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, y a las dos hijas- plantearon los argumentos de la querella para pedir que la fiscal deje de ser la funcionaria a cargo de la investigación. 

A este pedido se sumó Sáenz, uno de los organizadores de la marcha del 18 de febrero pasado en homenaje al fallecido fiscal, quien hasta ahora venía sosteniendo que la causa debía quedar en manos de Fein.

Sin embargo ayer, en un dictamen de 16 páginas, Sáenz se inclinó por reclamar que sea Palmaghini la que continúe con la causa. Según planteó, la causa tiene un imputado, el técnico informático Diego Lagomarsino.

En consecuencia el expediente no tiene un autor desconocido, situación que prevista por el Código Procesal Penal para que el caso esté a cargo de la Fiscalía.

El fiscal sostuvo que si bien Lagomarsino esté imputado por entregarle a Nisman el arma con la que murió y no por su homicidio, la causa es una sola y los hechos no se pueden separar.

Sáenz agregó que Lagomarsino tiene una participación en la causa como si estuviese acusado por el crimen ya que le permitieron designar peritos para el análisis forense y el tecnológico.

Por su parte, la querella criticó la labor de la fiscal Fein al señalar que se perdió tiempo en la investigación y que la recolección de pruebas no fue la adecuada.