Menu Big Bang! News
Política La sorpresa de las elecciones

La nueva vida de Vidal y su increíble cambio de look con los años

En los últimos cinco años cambió su look drásticamente: bajó notablemente de peso de la mano de su crecimiento política. Su dieta hipocalórica, los consejos de sus asesores y su amistad con diseñadores del mundo fashion.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tiene 42 años, es virginiana y nació en Buenos Aires. María Eugenia Vidal se graduó en Ciencias Políticas en la Universidad Católica Argentina, se casó y es madre de tres hijos. Tras resultar ganadora en las elecciones, hoy es la nueva gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Y como la primera mujer que llevará las riendas de más de 15 millones de personas. Pero, antes de ser la gran sorpresa de la elección, experimentó un cambio fuerte en su vida: desde su look a transformarse en le je de las miradas.

Muy delgada, con un cinturón cortaba el negro saturado entre su camisa de manga larga y el pantalón ceñido. 

Su look fue cambiando con el paso de los años, desde que era vicejefa de gobierno de la Ciudad. Detrás de todo político hay un equipo de asesores que trabajan en alzar su imagen y sumarle reconocimiento y prestigio acorde a su nueva responsabilidad.  

Antes María Eugenia usaba remeras largas, amplias y tonos oscuros.

De su estilo bajo perfil, con ropa clásica y un sobrepeso notable, pasó a ser una funcionaria a la moda, esbelta y fina sin desentonar en su nuevo lugar. 

La gobernadora bonaerense electa junto a sus hijos. Camila, María José y Pedro. 

EFECTO MATERNIDAD 

Luego del nacimiento de Pedro, su hijo menor, Vidal sufrió complicaciones para descender los kilos de más. Pero no lo logró.  “Más allá del tema de que pasó los 40 y el cuerpo empieza a cambiar, también hay algo importante y es que bajé 17 kilos luego de hacer un tratamiento que terminé en 2011. Hay vestidos y ropa que antes no me podía poner y ahora sí y me gusta”, dijo en una entrevista.

“Más allá del tema de que pasó los 40 y el cuerpo empieza a cambiar, también hay algo importante y es que bajé 17 kilos luego de hacer un tratamiento que terminé en 2011. Hay vestidos y ropa que antes no me podía poner y ahora sí y me gusta.

Asimismo, Vidal contó que se cuidaba y hacía bicicleta fija en su propio despacho. Lo cierto es que gracias a que María Eugenia escuchó las recomendaciones de una asesora que conoció una dieta hipocalórica que le reconvirtió de una mujer que reflejaba una imagen de ama de casa a posicionarla en una líder real y práctica. La misma asesora, incluso, hizo bajar de peso a gran parte de su gabinete.

Ayer y hoy. Totalmente distinta, Vidal cambió su imagen al perder 17 kilos.

Pero claro, en campaña no es tan simple. Las caminatas, visitas a vecinos -que ofrecen cualquier cosa para amenizar el encuentro- y las choripaneadas no restan calorías, al contrario. “No es fácil en medio de la campaña pedir un menú light pero lo intento. Me cuido y me siento muy bien”, había confesado la gobernadora electa. 

Cambios en su look: en el pasado usaba blaiser sin corte, sweater grandes y flequillo. 

LA CLAVE: MAKE UP Y JEANS AJUSTADOS

Del flequillo, al lacio o con ondas quebradas. Su cabellera fue cambiando y hoy mantiene su pelo llovido y raya al costado. Los sábados pasa por su peluquería de confianza, en Morón, donde comparte el arreglo de su cabello y sus manos con Margarita Stolbizer, la candidata de Progresistas que quedó quinta en la elección presidencial. 

Sobre su make up, en una entrevista reveló que ella misma se maquilla. Con tonos claros, base y rimel sutil se muestra arreglada pero sin exagerar. Antes era común verla a cara lavada, sin disimular posibles rastros de cansancio o imperfecciones.  

Jeans ceñidos y camisa al cuerpo, la forma de realzar su figura. 

En cuanto a la ropa dejó de lado los remerones y las camperas amplias, para remarcar sus curvas. Es infaltable su cinturón y siempre que utiliza camisa deja por lo menos uno de sus lados metidos dentro de su pantalón.

“Más allá del tema de los 40, también hay algo importante y es que bajé 17 kilos luego de hacer un tratamiento que terminé en 2011. Hay vestidos y ropa que antes no me podía poner y ahora sí.

Ayer al votar utilizó una campera canchera, del tipo infladas y una falsa “cara lavada”. 

Además con humor, explica: “Más allá del tema de los 40, también hay algo importante y es que bajé 17 kilos luego de hacer un tratamiento que terminé en 2011. Hay vestidos y ropa que antes no me podía poner y ahora sí”. 

DISEÑADORES

A la hora de asesorarse, una de las personas que recurrió fue Carlos Di Doménico, el conocido diseñador de modas. Y en varias oportunidades tomó contacto con otros que le indicaron el vestuario para galas más formales. Por ejemplo, el destacado Jorge Ibañez le diseñó un vestido para una gala a beneficio de Make a Wish y aseguró que “María Eugenia una persona que se deja aconsejar. Y como es una mujer que tiene mucho trabajo y no tenía mucho tiempo fue todo muy rápido. Una persona muy permeable, muy tranquila y amorosa”.  

Jorge Ibañez junto a Mariía Eugenia con el vestido que especialmente le diseñó.

Incluso en 2011, cuando asumió como vicejefa de gobierno se compró un vestido del diseñador Pablo Ramírez, junto a la Ministra de desarrollo social, Carolina Stanley, ambas fieles seguidoras del modista.