Menu Big Bang! News
Política

Lagomarsino dijo que tenía una relación "amo-esclavo" con Nisman

El técnico informático dijo ante la justicia federal que el fiscal lo llamaba 30 veces por día para pedirle cosas y aseguró que éste le pidió prestada el arma de la que salió el tiro que lo mató el 18 de enero de 2015.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Diego Lagomarsino, el único imputado como partícipe necesario del asesinato del fiscal federal Alberto Nisman, declaró por casi diez horas ante el juez federal Julián Ercolini y no solo no se desdijo con aspecto a sus anteriores declaraciones, sino que además se quebró en llanto al hablar sobre la investigación que recae sobre sus espaldas: “No me importa cómo murió, igual me cagaron la vida”.

Lagomarsino llegó a los tribunales con la tobillera electrónica. 

Por primera vez, Diego Lagomarsino fue indagado en calidad de imputado como supuesto partícipe necesario en el homicidio -según la pericia de Gendarmería- de Alberto Nisman. El técnico informático fue quien le entregó al fiscal el arma que terminó con su vida, en un escenario que aún debe esclarecerse.

En los Tribunales de Comodoro Py, Lagomarsino sostuvo que con el fiscal tenía una relación de "amo y esclavo", explicó que nunca tuvo "vínculos con los servicios de inteligencia" y que pensaba que los fiscales estaban autorizados a portar y utilizar armas de fuego. De esta forma, se justificó y reveló las razones por las que no hizo tantas preguntas ante el pedido de Nisman.

Lagomarsino sostuvo que fue él quien le entregó el arma al fiscal. 

Después de estar ante por casi diez horas ante el juez de la causa y el fiscal Eduardo Taiano, Lagomarsino reiteró que él le prestó el arma -la cual intervino en la muerte de Alberto Nisman- por expreso pedido del propio fiscal, quien se la había exigido para su seguridad.

Según dijo, ese sábado, 17 de enero, Nisman lo llamó desde su domicilio, le pidió que se acercase a la torre de Le Parc, le preguntó si tenía un arma y le pidió que se la llevara por cuestiones de seguridad. Fue así que él cumplió con el pedido, según declaró.

Durante su declaración, se lo pudo ver muy nervioso y después de algunas horas quebró en llanto al hablar de la causa. En ese momento dijo que toda esta investigación le “arruinó la vida”, ya que se quedó sin trabajo y remarcó que su relación con Nisman era la de “amo y esclavo”. En esa línea, sostuvo que pensó en quitarse la vida, pero que desistió por sus hijos. 

Lagomarsino quebró en llanto durante su declaración. 

En ese contexto, el técnico informático detalló que Nisman lo “llamaba más de 30 veces por día” para pedirle un gran número de cosas. Por otra parte, explicó que tiene una pésima relación con la ex mujer de Nisman y actual jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.

Durante su relato, Lagomarsino también trató de explicar el por qué figuraba como titular de la cuenta bancaria que Nisman tenía en los Estados Unidos, en el ex Merrill Lynch, donde recibió casi US$ 600 mil de nueve depositantes.

Según explicó, Nisman le dijo que su mamá estaba muy enferma y como él era una persona muy expuesta, le pidió que figure como titular en la cuenta bancaria del ex Merrill Lynch. “Le hice un favor a un amigo y todo terminó muy mal para mí”, agregó.

El técnico informático explicó por qué era el titular de la cuenta bancaria de Lagomarisno. 

Al mismo tiempo, descartó que tuviera una relación homosexual con el fallecido fiscal y defendió su título informático presentando los cursos y títulos que posee en esa disciplina. En esa línea, también negó estar vinculado a los servicios de inteligencia y contó cómo vive en la actualidad ganando 25 mil pesos por mes como técnico informático.

Nisman fue hallado muerto el 18 de enero de 2015, en su departamento de Le Parc.

“No me importa más nada”,  dijo y señaló que trabajaba directamente para Nisman y no para la Unidad Fiscal. La defensa de Lagomarsino fue optimista al sostener “que la declaración fue muy buena y que respondió a todo lo que le preguntaron”.

Diego Lagomarsino llegó a los tribunales federales de Retiro en libertad, pero utilizando una tobillera electrónica con GPS a pedido del juez Ercolini. Si bien seguirá en libertad por ahora, deberá seguir utilizando la tobillera y tiene prohibido su salida del país.

El fiscal Alberto Nisman murió horas después de haber denunciado a la ex presidente.

Luego de declarar, se le extrajo un cuerpo de escritura debido a que cuando se le allanó su domicilio, la justicia secuestró varias copias de documentación de la causa en la que se lo tiene como principal imputado y en alguna de ellas notaron varias anotaciones. Por lo que se le realizó esta medida para corroborar que realmente dicha letra le pertenecía a Lagormarsino.