Menu Big Bang! News
Las cinco mujeres más influyentes en el liderazgo de Macri

Política Nueva era

Las cinco mujeres más influyentes en el liderazgo de Macri

Son las damas que escoltan al presidente y que se convirtieron en una estructura fundamental de su gestión. El rol de Gabriela Michetti, María Eugenia Vidal, Susana Malcorra, Carolina Stanley y Juliana Awada.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mauricio Macri está escoltado por cuatro mujeres que serán pilares fundamentales en su gestión. Se trata de las damas “políticas” que rodean al líder de Cambiemos y que, en algunos casos, acompañan al mandatario desde sus primeros pasos en la política. Estas son su influencia y la labor que el Presidente les encomendó para los años que vienen. 

Gabriela Michetti

A principios de 2015 Macri le comunicó su intención de que lo acompañara como candidata a vicepresidenta, pero Michetti se negó: deseaba ser jefa de Gobierno porteño y continuar el legado amarillo en territorio porteño. La caída en las elecciones internas ante Horacio Rodríguez Larreta reflotaron esta posibilidad y hoy acompaña al Presidente. Su designación como vice no fue casualidad: Michetti deberá librar una verdadera batalla en el Senado.

Michetti y su desafío: lograr acuerdos en el Senado. 

La batalla que Macri librará en el Senado encuentra en Michetti a su principal soldado. La vicepresidenta tendrá la compleja tarea de negociar acuerdos con el peronismo para garantizar la sanción de leyes impulsadas por el macrismo.

Michetti, junto al gabinete macrista, en las puertas de la Casa Rosada. 

El escenario no asoma sencillo. El Frente para la Victoria contará con 38 senadores propios más 4 aliados, garantizándose así el quórum propio (37) y quedando cerca de los 48, que representan los dos tercios de la Cámara. Cambiemos será primera minoría con tan sólo 15, mientras que el peronismo disidente tendrá 9, Progresistas 3 y "otros" completan los 3 restantes.

En las estrategias que Michetti como presidenta de la Cámara Alta pueda tejer con sectores opositores radicará el triunfo de Macri.

El Senado, escenario de fuertes batallas que el macrismo deberá librar para sancionar sus leyes.

Por otra parte, Macri le asignó a la vicepresidenta una cargada agenda de trabajo para enero: el líder del PRO le pidió a su compañera de fórmula que viaje a Uruguay, Paraguay y Chile, para aceitar las relaciones de su gobierno con esos tres países vecinos.

Michetti, en la gala del teatro Colón junto a su familia. 

Gabriela Michetti es Bachiller en Ciencias Políticas y Licenciada en Relaciones Exteriores de la Universidad del Salvador, y por ello Macri confía en ella para fortalecer los vínculos con los países extranjeros, tanto del Mercosur como del resto del mundo.

Además de presidir el Senado, Macri la eligió para ser una de las caras visibles del nuevo gobierno argentino, tanto en las provincias, como en el exterior. Esta serie de actividades serán realizadas en conjunto con la canciller Susana Malcorra.

María Eugenia Vidal

La candidata que menos pagaba en las apuestas previa a las elecciones terminó otorgándole a Macri el espaldarazo final para llegar a la Rosada tras la sorprendente victoria en las elecciones en la provincia de Buenos Aires frente a Aníbal Fernández.

Vidal, la gran sorpresa de las elecciones. Su triunfo alimentó la esperanza macrista. 

Voz de consulta constante y una de las personas más allegadas a Macri, la tarea de Vidal en el gobierno de Cambiemos no se reducirá sólo a conducir los destinos del distrito más importante del país sino a tejer acuerdos con intendentes kirchneristas que garanticen la gobernabilidad y la paz social del territorio bonaerense.

Vidal ante el desafío de conducir los destinos del distrito más importante del país. 

Vidal deberá reducir el déficit fiscal, y llevar adelante un plan de infraestructura que contemple la puesta en marcha de la construcción de escuelas, hospitales y rutas, tareas que se sumarán a la compleja tarea de reducir el delito y combatir el narcotráfico.

La gobernadora, es voz de consulta permanente para Macri. 

Paralelamente, ocupará una labor para la cual aún no existe cargo. Será una surte de interlocutora entre los gobernadores de los 22 distritos restantes del país y el Presidente. Apelando a su contacto continuo con otros mandatarios provinciales y su vocación para el diálogo, Vidal intercederá en cuestiones a resolver entre otros distritos y el Ejecutivo.

Susana Malcorra

La política exterior tendrá para Macri un lugar primordial en su gobierno y así se lo hizo saber a Susana Malcorra, designada para generar vínculos comerciales con el exterior.

Malcorra deberá recomponer relaciones bilaterales con diversas naciones. 

Macri pretende que Malcorra, junto con Michetti, recorra el mundo en busca de nuevas oportunidades económicas para Argentina. La idea central consiste en jerarquizar vínculos con gobiernos que no tuvieron buen trato con Cristina Kirchner.

La Canciller conoce la escena internacional por su paso por ONU, donde se desempeñó como jefa de Gabinete del secretario general Ban Ki-moon. La ausencia de la vicepresidente no sería un problema en el Senado, donde Macri delegó la dinámica política en Federico Pinedo, presidente provisional.

Macri depositó toda su confianza sobre Malcorra debido a su experiencia internacional. 

En Europa, Macri quiere relanzar los vínculos argentinos con la Unión Europea y por ello en la última cumbre del Mercosur insistió en firmar un acuerdo comercial entre ambos bloques. También Malcorra reverá la posición del país con Estados Unidos, potencia que Macri considera fundamental para el futuro, y analizará los actuales acuerdos comerciales con Rusia y China.

Carolina Stanley

La flamante ministra de Desarrollo Social de la Nación llevará adelante una de las consignas que caracterizaron la campaña de Cambiemos: “Pobreza Cero”. Ese es el objetivo que Macri le encargó para los años de gestión que vienen.

Stanley contribuirá para lograr la “Pobreza Cero” que pregonó Macri en la campaña. 

Stanley, que ya declaró que la pobreza afecta a entre “el 20%  y 25%” de los argentinos comenzó a implementar un plan para identificar los mayores focos de pobreza en el territorio argentino y llegar a ellos a través de las políticas públicas. 

Junto a su equipo de trabajo, la ministra trabaja en la consigna que Macri le imprimió desde el primer día de gestión: universalizar la Asignación por Hijo, es decir, que el dinero llegue a cada uno de los niños del país, situación que según estudios encargados por el PRO, no se produce en la actualidad. 

Juliana Awada

No tendrá cargos públicos y parece estar lejos de las decisiones políticas de su marido, pero la primera dama del país es voz de consulta para Mauricio Macri.

La primera dama tiene gran cercanía con el público. 

Awada jugó un papel importante en el último tramo de la campaña, cuando en el equipo de campaña de Macri dieron cuenta de su cercanía con la gente y la imagen positiva que había cosechado entre el electorado. Su presencia en los actos públicos junto al Presidente emanan una imagen de familia, la misma que Macri quiere imprimir para su gobierno.