Menu Big Bang! News
Política Mañana comienza el escrutinio definitivo

Las pruebas de las irregularidades en la elección de Santa Fe

Muchos de los telegramas que completaron las autoridades de mesa al concluir los comicios del último domingo en la provincia de Santa Fe no coinciden con la carga de datos. Son decenas de urnas las que registraron los errores, que de corregirse, revertirían el resultado. Los detalles.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A dos días de las elecciones en la provincia de Santa Fe, el único dato concreto es que no se sabe quién será el nuevo gobernador luego del próximo 10 de diciembre. La diferencia entre el socialista Miguel Lifschitz y el candidato del PRO, Miguel Del Sel es del 0,11 por ciento, lo que representa menos de 2.200 votos. Según datos oficiales, resta contabilizar 304 mesas que fueron desestimadas por el Tribunal Electoral, por datos ilegibles, en su mayoría. 

Las irregularidades se hicieron notar con la comparación de los datos escritos en los telegramas de una gran cantidad de las urnas de la provincia de Santa Fe. En muchos casos no coinciden, están confundidos o son completamente distintos.

Tal es el caso de la mesa 3, donde la carga de los datos está al revés de lo que indicaba el telegrama: a Lifschitz le computan 128 votos que le corresponden a Del Sel, mientras que los votos del PRO fueron hacia el socialismo.

Mañana a las 8 comienza el escrutinio de los votos 

Según la secretaria electoral del Tribunal Electoral de Santa Fe, Claudia Catalin, “en el escrutinio provisorio quedaron 347 mesas como no computadas que dejan ver el resultado ajustado que conocemos. Los telegramas desestimados por el Tribunal tienen problemas de legibilidad o tenían casilleros vacíos”. Además, indicó que cada mesa tiene 350 electores, y que en promedio, el 70 por ciento asistió a cumplir el deber cívico. “Vamos a escrutar todas las mesas ahora en el definitivo”, dijo a Todo Noticias.

En la mesa 270, la carga de los votos para Del Sel indica que tuvo 0 votos, mientras que el telegrama indica que fueron 73. Omar Perotti, el candidato del Frente para la Victoria, figura con 73 sufragios, pero en el telegrama figuran 61.

La diferencia de votos entre Del Sel y Lifchitz es menor a 2.200 sufragios

Tanto Del Sel como Perotti coincidieron en la necesidad de volver a realizar el recuento voto por voto para definir el resultado final de las elecciones del último domingo. Ayer, el diputado provincial por el PRO, Federico Angelini, había señalado a BigBang que el problema no fue en los telegramas, sino en las mesas.

En otras mesas, los resultados también se encontraban invertidos o con resultados alterados. Mirá la comparación entre otros telegramas y carga de datos:

En la mayoría de los casos, los votos del PRO fueron hacia el socialismo

Jorge Boasso, el candidato a vicegobernador del PRO, señaló que “cuando se frenó la carga de datos, con el 93 por ciento de las mesas escrutadas, había 188 telegramas desestimados. Cuando volvieron a cargar el porcentaje escrutado era 95 y los telegramas no computados eran 304. ¿Cómo puede ser que con el dos por ciento de los votos trepe tanto la cantidad de telegramas?”, se preguntó. 

Con tachones, el telegrama y la carga de datos no coinciden

El recuento de los votos que comenzará mañana podría prolongarse por 10 días. La exigencia fue planteada tanto por el candidato del PRO como por el del Frente para la Victoria.

Otro de los telegramas que tienen diferencias con la carga de datos oficial