Menu Big Bang! News
Política En marzo ya lo había dicho

Lilita, apocalíptica: "No voy al Congreso porque me pueden matar"

La diputada alertó que en el Parlamento “corre riesgo” su vida, su equipo y sus investigaciones. Es la segunda vez que lo dice en menos de un año. Apuntó contra Aníbal Fernández, tras las denuncias conocidas el domingo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La diputada y precandidata a presidenta, Elisa Carrió, sorprendió anoche al hacer referencia a supuestas amenazas que recibió. “Yo trabajo en mi casa, porque sino me pueden matar en el Congreso”, apuntó anoche. Y sostuvo que está “sometida a escuchas del (ex jefe del Ejército, César) Milani y Aníbal Fernández. “Se violaron mis computadoras”, agregó.

Además, señaló que debe trabajar en su hogar, donde cuenta con “custodia permanente de la policía porteña” en la puerta del edificio. “Ya me detectaron, obviamente he rechazado ofrecimientos de inteligencia del mundo entero. No puedo trabajar en el Parlamento porque es un riesgo para mi vida personal, para mis investigaciones y mi equipo”, manifestó la diputada en diálogo con Animales Sueltos, por América TV.

“Puede pasar que me metan un tiro o que tenga un accidente. Eel menemismo se mataba con accidentes”, disparó la diputada. 

En marzo pasado, Carrió ya había denunciado que corría riesgo su vida en el Parlamento. Por esta razón, señaló, no asistió a la apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación, que contó con la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, como ocurre todos los años. En este entonces, apuntó que "El 1° de marzo no asistiría a la apertura “por razones de seguridad”. “Ustedes saben cómo me gritan. No quiero que me maten", remarcó. 

Luego del informe de la polémica difundido el domingo donde uno de los acusados del triple crimen de la efedrina relacionó al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con las muertes de los tres empresarios en 2008, la diputada Elisa Carrió volvió a cruzar al funcionario y aseguró: “A Milani me lo llevé puesto. Me falta Aníbal ahora”.

En este sentido, Carrió recordó que uno de los acusados por el triple crimen de General Rodríguez, Martín Lanatta, la contactó para hablar y brindarle información, pero que ella lo rechazó: “Vos tenés que hablar con un juez o un fiscal”, reveló el diálogo en contacto con TN. Además, sostuvo que lo aconsejó de “hablar con algún periodista de investigación”.

“Hemos sido tomados por la droga. Aníbal Fernández es el jefe de la droga. A Cesar Milani me lo llevé puesto. Me falta Aníbal ahora”, polemizó la precandidata a presidenta por Cambiemos. Carrió también apuntó contra Daniel Scioli y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, a quienes acusó de formar parte de la “narcopolítica”.

Luego, en Animales Sueltos volvió a relacionar al acusado Lanatta con Fernández. “Vivía en la casa de al lado, el grupo íntimo del jefe de Gabinete en el Renar estaba compuesto por Lanatta para los trámites ilegales”, apuntó la diputada. “Gran parte de la sociedad le creyó a Aníbal, cuando hace siete años empezó a decir que estaba loca. Cada vez que dije una cosa después se probó. Estaban todos los documentos presentados en la Justicia”, señaló.

“Aníbal Fernández, la SIDE y Milani me escuchan en mi casa. Yo les hablo a ellos, es muy divertido”, afirmó la diputada en otro tramo de la entrevista, e indicó que “Mirtha Legrand tenía razón conceptualmente cuando dice que en Argentina había dictadura”, y remarcó que han habido muertes relacionadas con el poder desde la década de los 90.

El jefe de Gabinete desestimó la denuncia que lo relacionaba con el triple crimen de General Rodríguez

“¿Ustedes creen que no hay muertes en la Argentina en el poder hace mucho? Yo desde que soy diputada veo las muertes, suicidios de inteligencia. Lo que se ha matado en la década del noventa y ahora es impresionante. Hay una mudez política enorme”, puntualizó.