Menu Big Bang! News
Política VISITA HISTÓRICA

Llegó Obama y lo espera una jornada histórica con Macri

El Air Force One tocó la pista de Ezeiza a la 1.10. Tal como lo indica el protocolo, el mandatario estadounidense, que viajó acompañado por su mujer, sus hijas y su suegra, fue recibido por la canciller Susana Malcorra. El operativo de seguridad y la agenda de hoy y mañana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Finalmente, está en nuestro país. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, arribó a la Argentina desde Cuba. A la 1.10 de este miércoles el Air Force One, avión que traslada al mandatario demócrata, tocó la pista del Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza.

El momento de la llegada.
Obama ya está en Argentina.

A las 0.51, según informó la TV local, la aeronave hizo contacto con la torre de control de Ezeiza. Pocos minutos después, algunos vecinos de la ciudad de Buenos Aires reportaron haberla visto y oído.

La prensa en el lugar. (Foto: @matiascrotto).
El embajador estadounidense retratando la llegada del avión. (Foto: @matiascrotto).

A la 1.17, Obama y sus familiares bajaron de la escalerilla del avión y saludaron a la prensa, que esperaba a un costado de la pista.

Los Obama bajan del avión.

Tal cual lo indica el protocolo, el jefe de Estado fue recibido por la canciller de nuestro país, Susana Malcorra.

Otra imagen de la llegada. (Foto: @matiascrotto).

El automóvil que traslada al mandatario tomó la Autopista Ricchieri, 9 de Julio y Avenida del Libertador llegó finalmente al Palacio Bosch pasadas las 2 de la mañana. Allí Obama pasó la primera noche en el país

Operativo de seguridad

Un megaoperativo de seguridad se desplegó para proteger a Obama en su visita a la Argentina.

Corte total en la 9 de Julio.

Incluyó cortes de calles, despliegue de efectivos locales y estadounidenses, traslados en vehículos especiales y blindaje en el Palacio Bosch, donde se hospedará.

El operativo de seguridad en el aeropuerto de Ezeiza.

Dentro de la comitiva están incluidos varias decenas de agentes del Servicio Secreto de los Estados Unidos, que se sumarán a los más de 300 uniformados que arribaron a Buenos Aires en los últimos días para preparar el esquema de seguridad y acordar el operativo conjunto con el Gobierno argentino.

La Casa Blanca asignó cuatro cazas F-16, que contarán con el apoyo de los aviones Pucará y dos Pampa que aporta el Gobierno Nacional.

También participarán cuatro aviones cazas F-16. 

“La seguridad del presidente Obama está desplegada y dispuesta para cuidarlo, esperamos que todo salga bien”, señaló el ministro de Defensa, Julio Martínez, tras recorrer la sede aérea junto al agregado de Defensa de Estados Unidos en la Argentina, Anthony G. Cook.

El ministro de Defensa, Julio Martínez, se mostró optimista con las medidas de seguridad.

El funcionario nacional manifestó que es el “mayor deseo” del Gobierno “que la estadía del presidente de Estados Unidos se desarrolle de la mejor manera y sea el inicio de una nueva etapa en la relación de ambos países”.

El titular de la cartera, durante su visita a la base de El Palomar. 

“Quisiera agradecer al gobierno de Argentina, al ministro Martínez, y a las Fuerzas Armadas por la bienvenida generosa. Nos recibieron muy bien y el nivel de apoyo es excelente”, expresó Cook.

Martínez recibió el agradecimiento del agregado de Defensa de Estados Unidos en la Argentina, Anthony Cook.

El Ministerio de Defensa informó además que “el Comando Aeroespacial, perteneciente al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, lleva adelante un operativo especial para preservar el espacio aéreo durante la visita del primer mandatario estadounidense al país”.

En tierra, dos limusinas, Cadillac One y Two TTS, serán los vehículos oficiales que trasladarán al jefe de la Casa Blanca en su visita a la Argentina, acompañados por varias camionetas en las que viajarán los escoltas del Servicio Secreto.

El presidente de EE.UU. se movilizará en dos limousinas Cadillac y Two TTS. 

Ambos autos de lujo, a los que se pudo ver cargando nafta en una estación de servicio de Retiro, cuentan con extremos mecanismos de seguridad: blindaje completo que resiste impactos de cualquier tipo de proyectil e incluso puede soportar ataques con explosivos y químicos.

Asimismo, las dos limusinas poseen en su interior tanques de oxígeno y una pequeña reserva de sangre del grupo y factor del presidente estadounidense.

Mil doscientos efectivos de la Policía Federal estarán afectados al operativo.

Durante su paso por Buenos Aires y Bariloche, el presidente de Estados Unidos estará custodiado y protegido por unos 1.200 efectivos de la Policía Federal.

La Plaza de Mayo ya luce las banderas norteamericanas. 

Además se desempeñarán uniformados de la Gendarmería, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, como así también la Policía Metropolitana y la de Río Negro en el caso de Bariloche.

El operativo conlleva un amplio vallado que evitará la circulación de vehículos por el microcentro porteño, mientras que varias estaciones de subte permanecerán cerradas hasta la medianoche del jueves: Perú y Plaza de Mayo (Línea A); Leandro N. Alem y Florida (Línea B); Catedral (Línea D); Bolívar, Independencia y Belgrano (Línea E).

La Casa Rosada, totalmente vallada. 

En el marco de la visita y ante la eventualidad de alguna urgencia médica, Obama tendrá a su disposición dos médicos: el personal, que depende de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos; y uno argentino, contratado por la Embajada de ese país en la Argentina.

Además, se eligió al Hospital Alemán como el lugar al que será llevado el mandatario en caso de sufrir alguna urgencia médica durante su estadía en el país.

Marchas y protestas

Agrupaciones políticas, gremiales y militantes de Derechos Humanos anunciaron un repudio a la visita de Obama en el marco del 40 aniversario del golpe de Estado, asociado a las actividades conmemorativas del Día de la Memoria.

El repudio está vinculado al protagonismo de Estados Unidos en el impulso a las dictaduras militares en Latinoamérica, la organización del Plan Cóndor, la represión y el genocidio de esa época, además del signo imperialista que le atribuyen al país norteamericano.

Agrupaciones de izquierda repudian el vínculo de EEUU con la dictadura militar.

“Estados Unidos, pese a tener un presidente de color que ha sido galardonado con el premio Nobel de la Paz, sigue siendo aún una clave central del imperio capitalista, invasor de países en situación de crisis, avasallador de los derechos humanos más básicos y principal país contaminante del planeta”, expresó la CTA.

Desde la CTA salieron a rechazar la visita de Obama a la Argentina. 

En ese contexto, el Partido Obrero y la Izquierda Socialista realizaron una pegatina de afiches en algunos lugares céntricos con la leyenda “Fuera Obama", y con alusiones críticas al acuerdo del país con los fondos buitres.

El Partido Obrero y la Izquierda Socialista hicieron una pegatina de afiches contra Obama.

Agenda

El presidente Mauricio Macri recibirá este miércoles a su par de Estados Unidos, Barack Obama, para firmar acuerdos bilaterales y llevar a cabo una intensa agenda conjunta.

La rúbrica de los tratados bilaterales, que luego ratificarán con su firma los mandatarios en la Casa Rosada, comenzará a gestarse en el Palacio San Martín a partir de las 8, en una reunión que estará presidida por la canciller Malcorra y que contará con la presencia de los ministros Patricia Bullrich y de Rogelio Frigerio, además de integrantes de la delegación de Estados Unidos, y su embajador en el país, Noah Mamet.

A las 10.30, Obama ingresará por el Salón de los Bustos a la Casa Rosada para ser recibido por Macri y reunirse en privado con él, tras lo cual encabezarán una conferencia de prensa en el Salón Blanco.

Macri recibirá a Obama en la Casa de Gobierno.

Una vez concluida su actividad con el presidente argentino, Obama se trasladará hacia uno de los extremos de la Plaza de Mayo para realizar una ofrenda floral en homenaje al libertador José de San Martín, cuyos restos descansan en la Catedral Metropolitana.

El mandatario norteamericano hará una ofrenda floral a la tumba de San Martín. 

Más tarde, el presidente demócrata encabezará un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en la sede de la Usina del Arte, en el barrio porteño de Barracas.

La jornada concluirá en el Centro Cultural Kirchner, donde será agasajado junto a una comitiva con una cena de honor que ofrecerá Macri, a la que también asistirán más de 400 invitados, entre los que se encuentran gobernadores, legisladores, empresarios y hasta personalidades de la cultura y el deporte.

Por la noche, habrá una gala en su honor en el Centro Cultural Kirchner.

En paralelo, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, mantendrá una actividad matutina, prevista para las 9 en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), en el barrio porteño de Barracas, donde brindará un discurso para jóvenes mujeres sobre la importancia de la educación.

Michelle Obama también será protagonista. 

La agenda del mandatario norteamericano en Buenos Aires concluirá el jueves 24 de marzo, cuando se cumplan 40 años del último golpe militar de 1976.

Junto a Macri, encabezarán a partir de las 10.30 un homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado en el Parque de la Memoria, en la Costanera Norte de la Ciudad.

El 24 de marzo, encabezará con Macri un acto en homenaje a las víctimas del golpe. 

Una hora más tarde, Obama partirá desde Ezeiza rumbo a Bariloche para descansar unas horas junto a su familia y emprender esa misma noche el regreso a Buenos Aires, desde donde regresará a Washington junto a su comitiva oficial.