Menu Big Bang! News
El líder de Cambiemos sorprendió y alcanzó la segunda vuelta.

El líder de Cambiemos sorprendió y alcanzó la segunda vuelta.

Política Sorpresa electoral

Los cinco distritos en los que Macri consolidó el ballottage

La brecha de las PASO se redujo a la mínima expresión. Cambiemos llevará al Frente para la Victoria a una histórica segunda vuelta, después de la sorpresa de María Eugenia Vidal en la Provincia y de la elección clave en cinco distritos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La poca distancia que separó a Daniel Scioli de Mauricio Macri tiene un anclaje concreto: la histórica elección que realizó Cambiemos en varias provincias, donde o bien achicó la diferencia con el Frente para la Victoria o le sacó una diferencia impensada.

Macri, Michetti y Vidal, las tres cartas fuertes de Cambiemos de festejo.

En Capital Federal, su bastión histórico, Macri logró que uno de cada dos porteños voten a Cambiemos. Según los resultados alcanzó el 50,55% y duplicó al FpV, que cosechó el 24,09%. A diferencia de las PASO, el líder del PRO se llevó votos de Sergio Massa y de Margarita Stolbizer, con barrios, como la comuna 2 (Recoleta), donde alcanzó el récord histórico de 69%, o en Palermo y Belgrano-Nuñez, arriba del 60%.

Otro caso fue el de Córdoba, donde Macri alcanzó el 53,24%, mientras que Scioli apenas consiguió 19,21%. Allí, quedó claro, los votos del gobernador José Manuel de la Sota fueron para Cambiemos, uno de los grandes desafíos que tuvo el frente opositor y que llevaron a que, en la campaña desde las primarias, el candidato opositor visite en cinco oportunidades la provincia.

En Santa Fe también se dio otra sorpresa: Cambiemos ganó con el 35,30% frente al 31,77% del FpV. Allí, en el distrito que gobierna el socialismo, el frente opositor salió fortalecido de cara al ballottage. Por su parte, Mendoza, tras un resultado parejo en agosto, Macri se despegó: alcanzó el 40,80% mientras que el kirchnerismo, con el ex motonauta, llegó al 31,34%.

Por supuesto, el escenario en la Provincia de Buenos Aires fue decisivo: la boleta de María Eugenia Vidal traccionó la del jefe de Gobierno y le permitió llegar a la segunda vuelta. Por ello, los resultados allí fueron contundentes: además de ganar unas 50 intendencias, incluidas las del conurbano bonaerense como Lanús, Quilmes o Tres de Febrero, llevó a la peor elección del PJ en años con una victoria de Scioli con el 37,13% y un Macri un 32,92%.

Vidal arrastró a Macri a la segunda vuelta con su triunfo en Provincia.

Por otro lado, en el búnker de Cambiemos ayer festejaban que funcionó la fiscalización no sólo en el conurbano bonaerense, sino en el norte del país, donde Scioli había arrasado en las PASO con una diferencia mayor a un millón y medio de votos. En octubre esa diferencia de redujo en más de un 30% con la ayuda de los radicales. Acaso por esto, Jujuy fue uno de los escenarios de triunfo y Cambiemos se quedó con el gobernador, con el radical Gerardo Morales