Menu Big Bang! News
Política Descanso

Macri y su familia llegaron a La Angostura para pasar sus vacaciones navideñas

El mandatario llegó a Bariloche con su familia. De allí viajó en helicóptero a Villa La Angostura, donde se aloja en complejo Cumelén de la ciudad neuquina. (Fotos: diario Río Negro).

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El presidente Mauricio Macri arribó a la ciudad rionegrina de Bariloche, desde donde se trasladó hasta Villa la Angostura para descansar hasta el 4 de enero. El mandatario aterrizó en suelo barilochense a las 12 a bordo del avión Tango 10 en el que se trasladó con su familia, y desde el aeropuerto internacional Teniente Luis Candelaria viajó en un helicóptero oficial hasta el complejo Cumelén de la ciudad neuquina.

El Country Club Cumelén es el único barrio privado de la zona, con vigilancia las 24 horas, campo de golf de 9 hoyos, muelle propio, cancha de tenis y más de 30 hectáreas de bosques de araucarias y arrayanes. También hay otro campo público a 5 minutos del country

Alejado del sector de los pasajeros, el presidente y su familia abordaron el helicóptero presidencial color blanco que a las 12:15 emprendió vuelo rumbo a Villa la Angostura, ubicada a unos 82 kilómetros de esta ciudad, según precisó el diario de Río Negro.  De acuerdo a lo informado, el jefe de Estado tendría previsto, entre el lunes y el martes, viajar hasta Cipolletti para reunirse con empresarios y productores frutícolas, que durante este año realizaron distintas protestas en reclamo de medidas para las economías regionales por la caída de los precios y las exportaciones.

Se especula que durante su estancia en la Patagonia, el Presidente también se reunirá con intendentes de la región como el jefe comunal de Bariloche, Gustavo Gennuso, que responde al gobernador Alberto Weretilneck.

Macri inició este período de descanso luego de visitar ayer a la fundadora del comedor comunitario Los Piletones, Margarita Barrientos, en el barrio porteño de Villa Soldati, donde ratificó su promesa de urbanizar las villas para que "todos los barrios de la Argentina formen parte de la ciudad a la que pertenece".