Menu Big Bang! News
Política En los Tribunales

Oyarbide le dio la segunda derrota al kirchnerismo en un día

El bloque del Frente para la Victoria había denunciado por cohecho a los diputados Nicolás Massot (PRO) y Diego Bossio (BJ) tras una conversación privada por wahts app. El juez Norberto Oyarbide desestimó la denuncia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juez federal Norberto Oyarbide desestimó hoy la denuncia penal presentada por diputados del Frente para la Victoria (FpV), a raíz de un supuesto intercambio de mensajes de chat entre el jefe del bloque de Cambiemos, Nicolás Massot, y el diputado justicialista Diego Bossio -en el marco del debate por el acuerdo con los fondos buitre-, sin ordenar ninguna medida de prueba. 

Diego Bossio, cara visible del Bloque Justicialista que rompió el bloque del Frente para la Victoria.

El magistrado tomó esa decisión poco después de recibir el dictamen del fiscal federal Juan Pedro Zoni, quien le había pedido impulsar la investigación sobre lo ocurrido durante una reunión parlamentaria, confirmaron fuentes judiciales.Pese al pedido fiscal, Oyarbide cerró la causa por "inexistencia de delito".

El juez federal Nornerto Oyarbide desestimó hoy la denuncia contra los diputados sin tomar en cuenta el pedido de prueba que le solicitó el fiscal Pedro Zoni.

Zoni había pedido medidas de prueba en el marco de la denuncia por supuesto "cohecho" presentada por los diputados nacionales del Frente para la Victoria (FPV) Carlos Kunkel, Juan Manuel Pedrini y Rodolfo Tailhade.
La presentación fue hecha por los supuestos delitos de cohecho activo, que castiga a quien paga un soborno y pasivo, que pena al que lo recibe.

El jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, otro de los denunciados por el kirchnerimso en la justicia.

El eje de la denuncia fue una fotografía de la pantalla del teléfono celular de Bossio, en la que quedó registrada una conversación, por el sistema de chat Whatsapp, que mantenía con Massot durante una sesión de la comisión de Finanzas, donde se debatía el acuerdo con los holdouts.
Zoni había pedido requerir al Congreso de la Nación los registros del tratamiento que se dio a la ley en las sesiones parlamentarias.

El diputado Héctor Recalde fue uno de los denunciantes.

Según los denunciantes, en el chat Massot le habría escrito a Bossio "pensás que nos vas a arreglar con cinco sanguchitos de miga y tres mates fríos". La medida de Oyarbide puede ser apelada ante la Cámara Federal porteña.