Menu Big Bang! News
Política Organizan camioneros y bancarios

Paro: la CGT prepara su 31M y suma a los colectiveros

Reclamarán por la suba del mínimo del impuesto a las Ganancias. Transportistas de pasajeros y de cargas realizarán un paro total de actividades por 24 horas. Será la primera huelga del año, pero la cuarta desde que CFK es presidenta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La UTA, el gremio de los colectiveros, confirmó esta mañana que adherirá al paro nacional del 31 de marzo en rechazo al pago del impuesto a las Ganancias y ratificó que a la protesta sindical en todo el país se sumaron las representaciones gremiales del transporte de pasajeros y de cargas.

"Confirmamos que la UTA se adhiere a la medida del 31 de marzo, porque no hemos encontrado ninguna solución" al reclamo por el impuesto a las Ganancias , una reivindicación que durante los últimos años unificó a las distintas vertientes en el que está dividido el arco sindical argentino.

El dirigente confirmó que a la manifestación que se hará el martes que viene ya se sumaron los sindicatos del sector colectivos, trenes, aviones, los camioneros de Hugo Moyano , entre otros. También se adhirieron otros sectores, como Bancarios.

Esta tarde, los gremios que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) brindarán, a las 19, una conferencia de prensa al concluir el plenario en la sede de aeronavegantes, ubicada en Bartolomé Mitre 1906, para ratificar el paro del 31 de marzo próximo. Será cuarta huelga general que el sindicalismo opositor activará unido desde que Cristina Kirchneres presidenta.

Los gremios exigen cambiar o eliminar el impuesto a las ganancias, un aumento de emergencia para los jubilados y un sinceramiento del Gobierno sobre la inflación real.

La semana pasada, Moyano anunció que se sumará a la medida de fuerza. Se decidió a participar después que no se registraran avances respecto de un cambio en Ganancias durante la reunión entre los representantes de los gremios del transporte y distintos funcionarios en la Casa Rosada. También lo impulsó el rechazo del ministro de Economía, Axel Kicillof , a modificar en el corto plazo el tributo que pesa sobre los salarios.