Menu Big Bang! News
Sabor agridulce: Massa, sin ballottage pero ahora el gran elector

Política Eleciones 2015

Sabor agridulce: Massa, sin ballottage pero ahora el gran elector

El ex candidato presidencial del frente Unión por Una Nueva Argentina ganó y perdió terreno en la arena política en las elecciones de ayer aunque sus cinco millones de votos lo convertirán en un factor clave de cara al ballottage. Sin embargo, retuvo tan sólo tres intendencias en el conurbano bonaerense aunque sumó poder en el Congreso. El futuro del líder del Frente Renovador. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sergio Massa no lo dijo anoche, y tal vez jamás lo haga, pero a pesar de la derrota y su tercer puesto en las elecciones, el postulante del frente Unión por Una Nueva Argentina al fin siente que sus intereses comienzan a entrar en sintonía con los de Mauricio Macri. Es que ante el inesperado escenario de ballottage, los cinco millones de votos que su espacio obtuvo en las elecciones nacionales lo ubican como el principal personaje de la película, al menos hasta el 22 de noviembre.

Massa agradeció los cinco millones de votos e instó a “seguir luchando por el país”.

Agridulce. Esa es la palabra que podría definir las sensaciones que atraviesan hoy por hoy a Massa, que si bien sabe que su rol en las próximas semanas será importante, las elecciones de ayer provocó daños en la estructura del Frente Renovador.

Agrio 

En la provincia de Buenos Aires, tan sólo retuvo la intendencia de Tigre, distrito en el que Massa fue intendente, y logró resguardar la localidad de San Miguel, donde hubo que esperar hasta último momento para confirmar la ajustada victoria del actual intendente, Joaquín de la Torre (UNA), mano derecha del ex candidato presidencial, y Franco La Porta (FPV), actual secretario de Servicios Públicos de la Provincia. También retuvo San Fernando con Luis Andreotti, quien dejó al macrista Alex Campbell en tercer lugar. Esto explicaría un corte de boleta a favor de Vidal y de Andreotti. 

El ex intendente de Tigre perdió terreno en la Provincia aunque obtuvo poder en el Congreso.

Otros candidatos a intendentes que preveían una victoria sufrieron duras derrotas. Tales los casos de Walter Queijeiro, quien deberá conformase con su segundo mandato como concejal en Quilmes, ya que fue Martiniano Molina quien se alzó con la intendencia de esa localidad.

Dulce 

Massa tendrá un mayor control en un futuro Congreso, en donde se conjugan los bloques del Frente Renovador, que responden a su mando, de Compromiso Federal, de los hermanos Rodríguez Saá, y de Unión por Córdoba, de José Manuel de la Sota. Ayer se ponían en juego, en total, 11 bancas y cosecharon 18, es decir, que el espacio ganó siete más de lo previsto. Estos asientos serán claves para la gobernabilidad de un eventual mandato de Macri.

En los próximas días podría darse un acercamiento entre Massa y Macri.

Sus cinco millones de votos son un caudal más que interesante para Massa, quien sabe que deberá utilizar esta, su carta más importante, para negociar el futuro político de su partido y de las personas que lo acompañaron hasta el final. Esto no significa que en las próximas horas haya un pronunciamiento público hacia un lado o hacia el otro, pero en el massismo interpretaron que si Macri quiere una foto con Massa, el precio será alto.

Reunión

Por lo pronto Massa se juntará hoy en La Falda, Córdoba, con su aliado José Manuel De la Sota, y todos los dirigentes que le responden firmarán un documento programático, tal como él mismo anunció en su discurso en Tigre.

Días intensos. Massa se reunirá con De La Sota para definir los pasos a seguir. 

Ahora será el momento de esperar a que Macri envíe alguna señal de acercamiento. Massa cree que el jefe de Gobierno porteño tiene la responsabilidad y por qué no, la necesidad de acercarse a su espacio. La rueda podría comenzar a girar en los próximos días, sino es que ya comenzó a hacerlo.