Menu Big Bang! News
Política conmoción tras las elecciones

Tercer día consecutivo de protestas, esta vez sin incidentes

Miles de personas vuelven a congregarse en reclamo de transparencia y explicaciones por los hechos de violencia del lunes. Pancartas contra Manzur y la senadora Beatriz Rojkés de Alperovich.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La plaza Independencia recibió por tercera vez la bronca e indignación de miles de tucumanos disgustados por los diversos escándalos y denuncias que se registraron en las elecciones del domingo.

Nuevo día de marchas en la provincia norteña.

Esta noche la marcha se hizo sin la presencia de policías, con cientos de pancartas contra el electo gobernador del Frente Para la Victoria, Juan Manzur, y la senadora Beatriz Rojkés de Alperovich.

Mientras se hace el recuento definitivo de votos que podrían decretar el triunfo del candidato oficialista Juan Manzur por sobre el radical José Cano, miles de vecinos vuelven  a protestar frente a la Casa de Gobierno contra las irregularidades detectadas en los comicios del domingo.

Desde las 20, ciudadanos y militantes comenzaron a congregarse en el principal paseo público de la Ciudad. Exigen transparencia en los comicios y explicaciones por los hechos de violencia que se desataron en la primera manifestación del lunes.

Como en los días previos, los manifestantes corrieron las vallas y se instalaron en las escalinatas de la Casa de Gobierno. Sin embargo, esta noche hay poca presencia policial.

La primera de las manifestaciones se produjo el lunes, cuando entre 15.000 y 20.000 personas se trasladaron a la plaza Independencia y se quejaron de un presunto fraude con cacerolas, bombos, velas, palmas y cánticos.

La protesta se desmadró cuando la Policía reprimió violentamente con balas de gomas, gases, caballería montada y policías de civil. Hubo una veintena de heridos y varios detenidos.

El violento accionar policial enardeció los ánimos de la gente que, a través de redes sociales, se volcó ayer en masivamente a la plaza. Miles de personas y militantes, con banderas y pancartas, cantaron el Himno y contra el Gobierno y la Policía durante más de tres horas.