Menu Big Bang! News
Zannini: "No soy un funcionario poderoso, llevo una vida común"

Política El candidato a vice del Frente para la Victoria

Zannini: "No soy un funcionario poderoso, llevo una vida común"

El candidato a vicepresidente del Frente Para la Victoria elogió al matrimonio presidencial con quienes trabajó durante toda la gestión kirchnerista. Aseguró no ser un funcionario poderoso y habló de lo que viene: “Un país federal en serio”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

De un tiempo a esta parte, su rostro y su voz comenzaron a conocerse entre el común de los ciudadanos. El compañero de fórmula de Daniel Scioli y secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, mantuvo durante años un perfil extremadamente bajo a pesar de ser uno de los funcionarios más cercanos de la presidenta Cristina Kirchner. Como candidato, ahora el político elogió a Néstor y Cristina Kirchner y habló sobre su rol en el Gobierno y su bajo perfil. 

Carlos Zannini consideró a Néstor y a Cristina como “los mejores presidentes de la historia”.

Colaboré con los dos mejores presidentes de la Argentina, ambos me escucharon y me permitieron trabajar con ellos”, lanzó Zannini al referirse al matrimonio presidencial que conoció en los años 80.

Íntimo. El candidato a vicepresidente habló sobre el presente del país, su rol en el Gobierno y el futuro. 

Zannini habló también sobre su perfil bajo y las versiones que lo catalogaban como el funcionario con más poder del Gobierno. “No soy un funcionario poderoso”, respondió enfáticamente. Y se refirió a su trabajo en conjunto con los gobiernos kirchneristas. “Ambos me escucharon y me permitieran trabajar con ellos”, agregó.

Años atrás junto a Néstor. Zannini desmentió que sea un funcionario con poder. 

Acerca de su perfil bajo y su ausencia en los medios, Zannini, respondió: “Me tomé muy en serio aquello de que éramos gente común con responsabilidades importantes. Siempre trate de llevar una vida común como el resto de los seres humanos”.

En una extensa entrevista con Víctor Hugo Morales, en Telesur, el candidato aseguró que en caso de llegar a ganar las elecciones, la tarea consiste en lograr “un país federal en serio”.

La fórmula presidencial junto a la jefa de Estado tras el acto por el día de la Bandera en Rosario. 

Para Zannini, en su discurso de despedida Cristina Kirchner podría decir que “dejó mucha más patria de la que encontró”. En ese sentido afirmó que la línea de su Gobierno con Scioli será la continuidad de lo que se hizo y defendió la Asignación Universal por Hijo. “Para mejorar la economía lo que daba un resultado más rápido fue cuando se hizo la asignación universal por hijo, ahí se activó el mercado interno. Cuando integramos el consumo crece el mercado interno”, resaltó.

Su relación con Néstor

Siempre soñó con ser presidente”, contó Zannini al rememorar la década de los 80, años en los que conoció al ex mandatario, con supo cosechar una larga amistad.

Zannini y Néstor se conocieron en los 80, y a partir de allí comenzó una extensa amistad. 

Sobre los deseos de Néstor de llegar a la Rosada, Zannini contó que “era algo que tenía muy arraigado en su interior” y agregó: “Era una persona de convencimiento interno muy fuerte”.

Cercanos. Tras la muerte de Néstor, el funcionario fue un hombre clave en el gobierno de Cristina. 

Sus orígenes pobres y los años preso

“Mi padre fue albañil y mi madre ama de casa, pero con unos inmensos valores a pesar de ser una familia muy pobre”, dijo Zannini al recordar su infancia. El funcionario kirchnerista era uno de los chicos más pobres de su clase, pero rememoró aquellos años con gran alegría. “Tuve una infancia con carencias pero con mucha libertad e igualdad en la práctica y eso es lo que yo quiero para la argentina que queremos construir”, sostuvo.

El candidato a vicepresidente se refirió a sus orígenes humildes y a sus años en la cárcel. 

Además recordó que en sus tiempos de estudiante fue torturado y llevado al juicio federal en Córdoba y de alguna manera respondió a aquellas críticas que lo vinculas con prácticas mafiosas. “Jure no practicar la tortura a ningún ser humano”, recalcó.

En este sentido, aseguró que sus años en prisión “no lo hicieron un resentido” y enfatizó: “En la cárcel conocí otras ideas, me abrió la cabeza, y creo que yo la vencí”.

Tras salir de presión, Zannini no imaginó formar parte del actual gobierno kirchnerista. 

Actualidad Latinoamérica

Zannini defendió a la presidenta de Brasil Dilma Rousseff  y aseguró que los mandatarios latinoamericanos están sometidos a una “presión mediática” llevada a cabo por la derecha que busca “mantener democracias débiles”.  

Y sobre esta situación, Zannini no anduvo con vueltas: “Se les ha caído la careta (a la derecha) y lo que pintaban como sentido común ha quedado destruido porque ellos lo que buscan es la ganancia y la acumulación”.-