Secciones
El peor de todos: cómo actuaba el sacerdote acusado de abusar de chicos discapacitados
Policiales Denuncias

El peor de todos: cómo actuaba el sacerdote acusado de abusar de chicos discapacitados

El religioso vivía con las víctimas dentro del mismo predio del Instituto Pequeño Cottolengo "Don Orione", y compartía con ellos todas sus actividades.

Por Agustina Acciardi

En los últimos días se dio a conocer en la provincia de Santa Fe un hecho estremecedor. Un joven discapacitado, interno del Instituto religioso Pequeño Cottolengo "Don Orione" de General Lagos, denunció que él y dos de sus compañeros habían sido abusados sexualmente por el sacerdote que los acompañaba diariamente.


Tras sus dichos se comenzó una investigación, y la fiscal que tomó la causa pidió rápidamente la detención del religioso, la cual se concretó este lunes. Ahora, en diálogo con BigBang, Nora Marull contó la crueldad que vivieron las tres víctimas, quienes, según ella, por sus incapacidades se ven impedidas de poder hablar y contar el infierno del que fueron parte.

Un sacerdote fue acusado de abusar sexualmente de los internos del Cottolengo Don Orione de General Lagos, en Santa Fe.

"El sacerdote Juan abusa de mi", con esas palabras y una furia interna que lo desbordaba, uno de los jóvenes que vive en el Cottolengo "Don Orione" de Santa Fe se animó a decirle a su psicóloga, y a otras 4 personas más, que el religioso, "muy querido" dentro del ambiente eclesiástico se había sobrepasado con él.

El pasado sábado 5 de mayo, uno de los internos de 20 años usó su celular para gritar una verdad que ya no podía callar. Enojado y cansado por lo que vivía, mandó diferentes audios de Whatsapp, a personas de su entorno íntimo, para decir algo que no quería ocultar más: había sido abusado por el "hermano Juan" y esa no había sido la primera vez.

En el instituto viven 104 chicos, además de otros religiosos que los ayudan en sus cuidados.

"Con una de las victimas el religioso estaba todo el tiempo. Él estuvo el 5 de mayo todo el tiempo con Juan, se nota que le quiso hacer prácticas no deseadas, y el denunciante se enojó y se fue. Ahí le pudo mandar el mensaje a cinco personas de su entorno intimo", explicó a BigBang la fiscal que lleva adelante la investigación, Nora Marull.

Detuvieron en Santa Fe a un sacerdote acusado de haber abusado de personas discapacitadas

En el instituto en total hay 104 chicos, y cada uno de ellos posee diferentes discapacidades. Algunos se comunican de buena manera, como ocurre con cinco de los chicos del lugar, pero para el resto no resulta sencillo poder hablar para contar lo que vivieron.

Por eso, según detalló Marull, el joven de 20 años que denunció al sacerdote, también dijo en su descargo que dos de sus compañeros se enfrentaban a los mismos abusos que él. Uno de esos chicos señalados pudo comunicarse y decir que la acusación era cierta, aunque el otro, que es mayor de edad como los demás, no pudo explicar nada.

 

Según pudo determinar la investigación hecha hasta el momento, Juan Aveiro abusaba de los internos que no podían contar lo que les pasaba. Casi todos los que viven en el instituto tienen discapacidades severas, y muchos de ellos además tampoco cuentan con el apoyo de sus familias, porque algunos viven en el lugar hace más de diez años y muy pocas veces reciben visitas.

"Uno de los chicos señalados por el denunciante lo admitió como pudo, porque tiene una discapacidad profunda, y el otro no habló, dijo 'no quiero meterme en líos' ", sostuvo la fiscal, al mismo tiempo que aclaró que una empleada del lugar contó que vio que el sospechoso tocaba por demás a uno de los internos dentro del instituto.

El sacerdote aseguró su inocencia cuando fue detenido.

El sacerdote Juan llegó al Pequeño Cottolengo "Don Orione" de Santa Fe en el año 2010. Después fue director de la institución religiosa durante un tiempo, y más tarde, abandonó su puesto para volver finalmente en el 2016 como coordinador. Aunque las autoridades del lugar no pudieron explicar los motivos de su renuncia a la dirección, sí aseguraron que hasta ahora nunca se habían enterado de denuncias o reclamos de los internos contra el acusado.

En este sentido, Marull dijo que actualmente el religioso no le daba clases de catequesis a los chicos, sino que en realidad estaba todo el tiempo con ellos y los acompañaba en sus actividades diarias.

"Dentro del predio, hay una casa donde viven los religiosos y después hay cuatro casas más donde están los chicos. El que denunció primero hacía todas sus cosas con el sacerdote Juan. Iban a pescar e incluso cenaban juntos", explicó.

Un joven de 20 años denunció que había sido abusado y que dos compañeros suyos también había sufrido lo mismo.

Tras pedir la imputación del sospechoso, la Justicia le concedió la solicitud a la fiscal, y además, de eso, la jueza Mónica Lamperti dictó la prisión preventiva para el acusado, quien al escuchar la resolución dijo que hace 27 años es religioso, que nunca tuvo ni un sólo problema y que es totalmente inocente.

Finalmente, Juan Aveiro fue imputado por abuso sexual agravado, aunque uno de los casos fue calificado como gravemente ultrajante, ya que el religioso le habría practicado sexo oral a la víctima. Ante su detención, el abogado defensor del sacerdote pidió la prisión domiciliaria, aunque la fiscal Nora Marull se negó porque el domicilio elegido había sido un arzobispado. 

"Había que cortar con ese círculo de protección, así que me opuse y está en una cárcel común. Ahora me tengo que apurar para conseguir la mayor cantidad de pruebas porque la prisión preventiva vence en los próximos 30 días", explicó por último la fiscal a este portal.

Temas

  • Santa Fe
  • Don Orione
  • Cottolengo
  • Abuso sexual
  • En un instituto religioso
  • Denuncia
  • Fiscal
  • abuso sexual agravado
  • Cottolengo Don Orione de General Lagos

Comentarios