Secciones
Aquadance, show y beso de lengua: Tinelli le dio respiración boca a boca a un Flavio disfrazado de
Televisión

Aquadance, show y beso de lengua: Tinelli le dio respiración boca a boca a un Flavio disfrazado de "Sirenita"

En Bailando 2018 empezó el gran despliegue de coreos en el agua con tres presentaciones que se lucieron.

Vamos a empezar por el Aquadance. Tené paciencia: ya hablaremos del beso de lengua. ¿Qué beso de lengua? Esperá.


 La ronda del ritmo más esperado en  comenzó y cumplió con las expectativas. Con un despliegue deslumbrante,  la pantalla chica se agrandó y levantó el nivel. La apertura de Showmatch contó con una gran puesta a cargo de Flavio Mendoza, considerado el Rey del aquadance desde hace años: él mismo llevó la disciplina al programa de Marcelo Tinelli allá lejos y hace tiempo. 

En la pieza creada especialmente para el programa de Tinelli se lucieron Cecilia Figaredo, Facundo Mazzei y Gabo Usandivaras. 

A su vez, hubo una banda en vivo, dirigida por Damián Mahler, el joven director musical recientemente nominado a los premios Hugo por si labor en la obra de teatro musical Hermanos de Sangre. 

Con lanzamientos de llamaradas y un gran equipo de bailarines las imágenes fueron cautivantes.

Mirá el video!

Marcelo Tinelli se emocionó y agradeció al equipo técnico. Además contó que para esta edición se instalaron cinco piletas de acrílico en el estudio, con 1800 litros de agua cada una. Setenta personas trabajaron en el armado. 

Pero el momento que más hizo estremecer al conductor sin dudas no fue la apertura. Bueno, puede ser considerada una apertura pero de otro tipo. Una apertura a nuevas experiencias, digamos. 

Flavio Mendoza entró al estudio disfrazado de Ariel, el personaje de la película infantil La Sirenita. El Rey del aquadance insistió en ser designado como la reina de Laflia, la productora que lleva adelante Marcelo Hugo. Incluso Mendoza le pide que reconozca a Dionisio como hijo para que sea parte de la "familia". 

Luego de los chupones tradicionales, que ya no le producen tanto asco a Marcelo, el eximio bailarín jugó a tragar agua como si se estuviera ahogando. Su objetivo era que el conductor lo reviviera con una profunda respiración boca a boca. Pese a sus caras de disgusto, Marcelo entró en el juego. 

Intentó hacerse desear al llamar al médico del estudio para disimular. Pero finalmente, puso lengua a la obra.

¡Mirá el video!

 

Temas

  • Bailando
  • Showmatch
  • Marcelo Tinelli
  • Aquadance
  • Beso

Comentarios