Menu Big Bang! News
Show Noche "rolinga" en la ciudad

Asado y "poquito vino", el menú de los Stones en una parrilla VIP de Palermo

Ron Wood y Keith Richards comieron carne pero tomaron poco alcohol. Con un grupo de quince personas, los rockeros cenaron en Palermo pero se cuidaron de los excesos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En una noche libre en su paso por Argentina, Ron Wood y Keith Richards, salieron a cenar por el barrio de Palermo junto a otros integrantes de equipo técnico. Al ritmo de los acordes del punteo de Satisfaction, los encargados de hacer saltar a más de 40.000 personas el pasado domingo entraron al restó La Cabrera, donde fueron atendidos en un sector privado. El menú no falló: una degustación de carnes y postres con un “poco” de vino. 

Ron Wood y Keith Richards, junto a Gastón Riveira, el dueño y chef del lugar.

Eligieron la parrilla a la que fueron otras celebrities internacionales, y todo estaba preparado para recibirlos. En un sector privado una larga mesa armada para quince personas los esperaba. Cada comensal tenía agua con y sin gas esperándolos, pero a la hora de recibir la tabla de degustación de carnes, brindaron con vino, y la etiqueta elegida fue Angélica Zapata. El gran ausente, otra vez, fue Mick Jagger.

Keith Richards, fan del pastel de carne.

Keith Richards mantiene un gran amor por la carne por su gusto por el pastel de carne. Pero en ésta oportunidad probaron dry age, asado de tira y kobe, además de acompañarlos con distintas guarniciones frías y calientes. Y para no irse sin comer algo dulce, el grupo elegió una degustación de helados caseros. Cerca de las 23 horas se retiraron sin antes saludar al chef y dueño del lugar.  

El asado de tira, lo más elegido por ellos.
Firmaron platos y regalaron púas a los dueños del lugar.

Los dos músicos entraron rodeados de elogios de los comensales presentes se retiraron. Habrá que ver cómo sigue su recorrida por la city. Keith Richards el sábado cenó en el restaurante Nuestro secreto, dentro del Four Seasons, donde está hospedado y donde también duerme Charlie Watts. Pero allí no hubo registro: los fanáticos lo respetaron al punto que no le sacaron fotos.

Y como siempre, Mick Jagger salió por su lado, otra vez.