Menu Big Bang! News
Show Fama y polémica

Los otros escándalos de la farándula: de los insultos de Mirtha al cenicerazo de Susana

La pelea entre Pampita y Vicuña recuerda a otros casos del mundo del espectáculo. La separación de Susana y Roviralta y la “guerra” entre Carmen y Santiago Bal. Mirá los videos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“¡Tenés tantas amantes que me perdí!”. Eso es lo que Carolina Ardohain le reprochó a Benjamín Vicuña tras su separación. Luego de casi diez años de una relación, BigBang consiguió los audios exclusivos que dejan al descubierto la interna de la ahora ex pareja que hasta hace poco parecía perfecta. Pero “Pampita” y el “Principito” no son los únicos que han sufrido la exposición pública de hechos privados.

“Almuerzo” infraganti

Mirtha Legrand, siempre muy servicial en sus almuerzos, se peleó más de una vez con su fallecido marido -y productor- Daniel Tinayre detrás de cámara: “¡Qué barbaridad! ¡Dios mío! Esa técnica de m..., este tipo que me arruinó años de trabajo, que nunca apretaba el botón que tenía que apretar. No quiero (agua), no quiero ¡Es indignante! Juegan con la salud de una. Se creen que uno tiene 20 años ¡Demasiado esfuerzo hago, carajo, mierda!”.

Cenicero volador

“Huberto Roviralta me quiso agredir”, reveló la diva Susana Giménez para reconocer que le revoleó un cenicero para defenderse. Meses después, dio detalles de la intimidad de la ex pareja: “Yo le pagaba la ropa que tenía puesta. Le pagaba la tarjeta de crédito. Nunca le hubiera pedido que me pagara los viajes a Europa o los tapados. Pero, por lo menos, quería que pagara la luz”. El “¡tomá h... de p...!” que acompañó el corto vuelo del cenicero a la nariz del ex polista quedará en la historia como uno de los escándalos más famosos de la televisión.

Vedette investiga

Carmen Barbieri revisó mails y grabó conversaciones con Santiago Bal para que su ex pareja reconociera su amorío con Ayelén Paleo: “¿Por qué elegiste a una mujer dentro del elenco? ¿Por qué me dijiste que nunca en la vida me harías esto? ¡Ya lo estabas haciendo! ¿Pensabas que no me iba a dar cuenta? ¿Nunca pensaste en mí? ¿Nuca pensaste que yo me podía enterar que salías con Ayelén Paleo? ¡Me tratas de idiota! ¿Te encontrabas con ella a la vista de todo el mundo? ¿Es cierto que le pagabas dos horas semanales?”.