Menu Big Bang! News
Show Medida judicial

Sigue en problemas: Roberto Giordano, a indagatoria por quiebra fraudulenta

Fue acusado de haber armado una red de empresas para ocultar 17 inmuebles del proceso de quiebra que se le llevaba adelante por no realizar aportes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El peluquero Roberto Giordano sigue barranca abajo. La Justicia lo citó a prestar declaración indagatoria por quiebra fraudulenta: se lo acusa de haber ocultado bienes a sus acreedores en el proceso de quiebra que se tramitó en la justicia comercial.

La investigación fue realizada por los fiscales María Paula Asaro y Carlos Gonella, titulares de la Fiscalía de Instrucción N°49 y de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), respectivamente.

También deberán comparecer frente al juez Gustavo Miguel Pierretti, a cargo del Juzgado de Instrucción N°33, más de diez personas, entre quienes se encuentran familiares cercanos y otras personas del entorno íntimo del peluquero.

Hubo allanamientos en sus peluquerías. Secuestraron documentación clave para la causa.
Hubo allanamientos en sus peluquerías. Ahora se lo investiga por quiebra fraudulenta.

"La citación se enmarca en la causa en la que se investigan el presunto ocultamiento de activos por parte de Giordano a los acreedores de su quiebra. En concreto, se le imputa haber sustraído bienes de su patrimonio para evadir el pago de las deudas -principalmente, laborales- verificadas en su quiebra", informó el sitio Fiscales, de la Procuración General de la Nación.

La causa se había iniciado por una denuncia formulada por la jueza a cargo de la quiebra, Julia Villanueva, que remitió testimonios de las actuaciones en ese expediente a la justicia penal.

Según la jueza Villanueva destacó la “intensidad y magnitud de su actividad comercial”, que resultaría indicativa de “la existencia de un momento económico que cabe presumir millonario, y que claramente no coincide con el acotadísimo acervo afectado a esta quiebra”.

De acuerdo con la investigación, Giordano habría sustraído fraudulentamente y ocultado a sus acreedores al menos 17 inmuebles, a través de la utilización de sociedades fantasma y testaferros.

"Específicamente, se detectó la presunta existencia de sociedades de origen uruguayo en las que participaban en calidad de accionistas o directores sus allegados y testaferros. A estas sociedades, controladas en la práctica por el imputado, se habrían transferido paulatinamente los bienes de su propiedad y los de sociedades en las cuales él era el principal accionista", agregó el sitio.

Entre los bienes detectados hay inmuebles de gran valor, ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, en un country del conurbano bonaerense y en las zonas más exclusivas de la costa de la provincia. 

Así, los fiscales concluyeron en su presentación que el patrimonio de Giordano sería millonario, a pesar de la mala situación económica aducida en su quiebra.

Entre las personas citadas a prestar declaración indagatoria se encuentra el cuñado del imputado, un escribano que participó en trámites societarios y en distintas escrituras de los inmuebles bajo sospecha. Los representantes del Ministerio Público Fiscal entendieron que existen indicios suficientes para suponer que el escribano habría intervenido tanto en el diseño como en la ejecución de la maniobra ilícita.

Los otros imputados que serán indagados son familiares del estilista y personas de su círculo íntimo, que participaban en la administración de sus negocios y otros que no pudieron ser vinculados a la actividad.