Menu Big Bang! News
Política no se baja

Fin del suspenso: Massa sigue en la carrera presidencial

En un acto en Tigre el líder del Frente Renovador confirmó que no se baja de su precandidatura a Presidente. Críticas a Scioli y CFK.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se terminó el misterio. Sergio Massa anunció esta noche que sigue adelante con su precandidatura a presidente, pese a las deserciones que sufrió el Frente Renovador durante las últimas semanas. Esta noche se cierra el plazo para inscribir las alianzas que participarán en las elecciones presidenciales de octubre. Massa competirá con el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

“Voy a ser presidente de los argentinos y voy a ser candidato a presidente de los argentinos”, dijo Massa en el cierre de un breve discurso que ofreció esta noche en un acto en Museo de Arte de Tigre.

“Vivimos la Argentina de los candidatos del silencio”, dijo Massa en el único tramo de su discurso que apuntó al gobernador de la provincia de Buenos Aires. “Scioli no dice lo que piensa porque capaz lo reta Cristina”, aseveró.

“Scioli no dice lo que piensa porque capaz lo reta Cristina

Antes le había apuntado a la presidenta Cristina Kirchner cuando dijo que “nacimos a la política argentina en el año 2013” para responder al “deseo de millones de argentinos de poner limites al sueño de eternidad”. Dijo que la misión de su fuerza surgió para “para frenar esa idea de Cristina eterna que algunos querían imponer”, mediante una reforma de la Constitución.

Sostuvo que el Frente Renovador irrumpió en la política para “transformarnos en un limite” y que a partir de ese 2013 intentaron convertirse en un “puente hacia el futuro recorrimos” por lo que que se dedicó a recorrer los rincones de la Argentina.

“Reconoció que se cometieron muchos errores cuando se bajó al barro de la política

Pero admitió que “sin el aparato del Estado construir una fuerza política” es muy difícil, por que se trata de “luchar contra el látigo y la chequera”. En esa línea reconoció que se cometieron muchos errores cuando se bajó al barro de la política. Entre esos errores reconoció “desviar del eje central que es la gente”.

Al anunciar sus objetivos dijo que quiere un país que quiere que los jubilados “lleguen a fin de mes dignamente”, “un país donde los corruptos vayan presos” y donde los planes sociales sean “un puente de retorno al trabajo”, y abogó por una educación de calidad.

Explicó que durante las próximas semanas “vamos a dedicarnos a contar nuestras ideas un mejor camino para el futuro”, y aunque aseguró que “no busco un cargo”. dijo que tenía la convicción de que se podía construir un país mejor. Y advirtió “a los que pretendieron usar su poder para sacarnos de la cancha: acá estamos”.