Menu Big Bang! News
#144 Violencia de género Machismo asesino

Femicidios en Argentina: informe revela escalofriante cifra

La violencia de género en nuestro país arroja un promedio aterrador de víctimas. Según datos que surgen del Informe de Femicidios 2015 de la ONG La Casa del Encuentro, entre 2008 y 2015 hubo un total de 2094 femicidios en todo el territorio nacional. Sólo en el último año, la cifra casi llega a 300, y en su mayoría estas mujeres fueron baleadas, apuñaladas, incineradas hasta morir o golpeadas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las víctimas tienen entre 0 y 99 años (algunas de las cuales habían pedido auxilio a la justicia) y los victimarios, entre 13 y 90.  Desde hace ocho años, esta tendencia se mantiene en alza, e incluye 43 asesinatos de hombres y niños, que la ONG denomina “femicidios vinculados”, varones que quedan en la línea de fuego.

 

 

Según Fabiana Tunez, directora de La Casa del Encuentro, “es necesario observar claramente: los celos, el control, el aislamiento, la descalificación, la humillación, el control de nuestras relaciones son señales".

 

El lema “Ni una Menos”, se relaciona con aquello que la ONG pide no perder de vista: si bien se trata de cifras, cada una es una persona, y en el caso de las mujeres, son asesinadas por el sólo hecho de serlo.  

La organización agrega una serie de requerimientos relacionados con políticas públicas, como el tratamiento de una ley para la pérdida automática de la responsabilidad parental del femicida.

 

 

En muchos casos, los chicos cuyas madres son víctimas de un femicidio, quedan desprotegidos pues la ley no los ampara y son obligados a vivir con el femicida. La provincia de Buenos Aires encabeza el inaceptable ránking de femicidios. El escalofriante informe revela cómo son asesinadas las víctimas en su mayoría, y cómo los asesinos imitan los espantosos procedimientos, como rociarlas con alcohol o querosén y quemarla.

 

 

 

Naturalizar el vínculo violento, es decir, tomar como “normal” la violencia ejercida por el varón, es parte de la mecha que enciende este infierno. Es necesaria la toma de conciencia social, acerca de que se puede salir del círculo vicioso.  

Según Fabiana Tunez, directora de La Casa del Encuentro, “es necesario observar claramente: los celos, el control, el aislamiento, la descalificación, la humillación, el control de nuestras relaciones son señales".

 

 

Entre los reclamos, figuran los botones antipánico, subsidios económicos para los hijos de las víctimas y tobilleras para controlar a los agresores.