Menu Big Bang! News
BigBang

BigBang

Política La estrategia del PRO

Macri arma una red digital de fiscales y teme por el conurbano

El PRO utilizará una red digital en la que se cargan los datos de cada fiscal. En el macrismo aseguran que llegarán a cubrir el 80% de las mesas. Sin embargo hay precupación por las escuelas bonaerenses donde podría haber fraude. El rol de los voluntarios y el polémico funcionario a cargo de la red. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mauricio Macri sabe que debe poner el ojo sobre la fiscalización de las PASO para garantizar sus votos, y por eso todos los cañones del PRO apuntan al conurbano bonaerense, donde la sombra del fraude es una constante. 

Según un estudio que maneja su comando de campaña, en un 15% de las escuelas bonaerenses será difícil evitar fraude. Ante esto el PRO tomó medidas: armó una red digital y envió a imprimir cuatro padrones completos de la Provincia por temor al robo de boletas. Según confían en el PRO, intentarán cubrir un 80 por ciento de las escuelas con sus fiscales

Macri está preocupado y utilizará una red digital de control de fiscales.

Hoy en el espacio amarillo tienen un claro objetivo: incrementar la cantidad de voluntarios que ya asciende a los 650 mil. Según trascendió, el PRO ofrece $500 a los fiscales bonaerenses y $200 a los del interior del país. Hasta el momento cuentan con más de 600 mil voluntarios y ofrecen planes de capacitación para aquellos que quieran sumarse.

Atentos. Vidal, Fernando Niembro y Martiniano Molina escuchan a Mauricio Macri en Lanús.

Durante sus últimas recorridas Macri hizo especial hincapié en la fiscalización. Por ejemplo, el fin de semana pasado tuvo varios actos con fiscales del conurbano. De hecho el sábado Macri visitó Lanús. Allí brindó un discurso en que instó, nuevamente, a encarar una fiscalización ardua y comprometida. “Vamos a estar con los ojos bien abiertos porque ellos se creen muy vivos pero es cuestión de estar despiertos para contralor que los boletas no desaparezcan”, manifestó con vehemencia. Y entre líneas mandó un mensaje al oficialismo: “Ellos lamentablemente son minoría y tienen miedo a perder el poder y no quisieron utilizar la tecnología”.

Macri, de recorrida, acompañado por Juliana Awada.

Los dos municipios más complejos para el macrismo son: Merlo, donde gobierna Raúl “el Vasco” Othacehé, y Moreno. Los dirigentes del PRO creen que allí está latente la posibilidad de fraude y por tal motivo la estrategia será enviar dirigentes a las escuelas más complejas

Los candidatos, preocupados

En este contexto, BigBang se comunicó con Carlos Regazzoni, candidato a intendente del PRO en Almirante Brown, para conocer detalles de los preparativos de cara al domingo. “Los voluntarios los tenemos todos, es más, tenemos un excedente. Recibimos el aporte de un sector de la CGT disidente y de la agrupación Peronista Azul y Blanca que conocen cada rincón del distrito, tienen historia y experiencia”, expresó entusiasmado.  

Quiere dar el salto. Carlos Regazzoni busca obtener una victoria en Almirante Brown.

Por su parte, Ramiro Tagliaferro, candidato a intendente del macrismo en Morón, aseguró a BigBang que en su distrito recibió el aporte de fiscales de la Coalición Cívica, el progresismo y GEN. Además, dijo haber reunido los 1000 fiscales necesarios para la elección y criticó el sistema de boletas. “Nos quedamos en el tiempo, el sistema electrónico que se utilizó en la Ciudad fue exitoso” 

Otro de los candidatos, Néstor Grindetti, quien intentará ser intendente de Lanús, opinó en diálogo con este medio, en el mismo sentido, que será clave cuidar la boleta: "Vamos a defender nuestros votos y para eso vamos a tener fiscales en todas las mesas. ‎Tenemos que ser fiscales de nuestros propios votos. Nos vamos a quedar hasta bien tarde para que no nos puedan robar la elección"

Red digital

Paralelamente, el PRO armó una red digital donde todos los candidatos a intendente deberán suscribir a sus fiscales y detallar sus datos completos y en qué distrito trabajarán. Luego serán llamados por un call center para chequear la información. El encargado del moderno software es el polémico Jorge Aguado, el mismo que a fines de 2013 diseñó el programa de inscripción online de alumnos en las escuelas porteñas y que provocó errores en la toma de datos. Muchos de los niños aún no saben en qué colegio van a estudiar y no todos lo harán en la misma escuela que pidieron, según publicó diario Perfil.

Aguado, de la inscripción online a la fiscalización del PRO.

En su curriculum Aguado también protagonizó otro escándalo en 2011, cuando le otorgó un oscuro negocio millonario al Grupo Clarín para la provisión de netbooks a los colegios públicos. El sistema de inscripciones, además de fallido, resultó costoso para las arcas públicas. El Gobierno porteño, a través de cuatro licitaciones, gastó la suma de $15.200.403 que otorgó a tres empresas privadas -Syntagma, Solutions Group y Gestión Laboral- .