Menu Big Bang! News
Política la transición

Macri asume con buena imagen y Cristina se va con un empate

La valoración positiva del nuevo presidente ronda el 56%. Su antecesora cosecha el 38%, tanto a favor como en contra. La visión de los funcionarios del gabinete macrista y la opinión de las principales medidas del gobierno saliente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mauricio Macri llegará a la presidencia de la Nación con una imagen positiva del 56,5 por ciento. Así surge de un estudio de la consultora Management & Fit, realizado entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre entre 1.000 personas de entre 16 y 70 años de todo el país.

El presidente electo asume con una alta imagen positiva.

Cristina Fernández de Kirchner deja el poder con un empate de imagen positiva y negativa del 38,1 por ciento.

Cristina Kirchner se retira con un 38% de imagen postiva y otro tanto negativa.

Los dirigentes que desembarcarán en la Casa Rosada también llaman la atención por su grado de conocimiento.

El próximo jefe de Gabinete, Marcos Peña, llegará con un grado de conocimiento que ronda el 55,6%; y una imagen positiva del 28,4%. Lino Barañao, el único ministro kirchnerista que continuará en su gestión al frente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, tiene un grado de conocimiento del 29,8% y una visión positiva del 19%.

La imagen positiva acompañará a los nuevos ministros en el primer tramo de gobierno.

Esteban Bullrich, el próximo ministro de Educación, tiene un 55,7% de conocimiento, y un 18,8 de imagen positiva. Algo similar ocurre con Rogelio Frigerio, que estará al frente del Ministerio del Interior, con un 50,4 % de conocimiento y un 16,7% de visión positiva. A Susana Malcorra, la próxima canciller, la conoce un 26,5% de los consultados y tiene una aprobación del 13,1 %.

Los funcionarios del gabinete de Macri.

El economista Alfonso Prat-Gay, que estará al frente de la cartera de Hacienda, es conocido por un 59% de los consultados, mientras que el 12,7% tiene una imagen positiva. Patricia Bullrich, que estará al frente de Seguridad, es reconocida por un 82,1%; y tiene una visión positiva del 7,1 de los consultados.

ASPECTOS POR RESOLVER

Tres de cada diez aseguran que la seguridad es uno de los principales puntos por resolver (35,6%), mientras que un 26,2 asegura que es la economía. Educación está tercera, seguida por la desocupación y el narcotráfico.

La prioridad es el tema de la seguridad y después la economía.

El 67,1 de los entrevistados considera que la nueva gestión debería revisar los proyectos de ley aprobados en el último tramo del gobierno, mientras que el 70,9 dice que deberían revisarse además los nombramientos del último mes.

La mayoría de los encuestados cree que se deben rever los nombramientos de los últimos días.

UN GABINETE CON BUENAS EXPECTATIVAS

El estudio asegura que un 69,6 % tiene buenas expectativas respecto del gabinete anunciado por Macri, mientras que apenas un 26,1 % señala que tiene “malas expectativas” de los futuros funcionarios.

En líneas generales el nuevo gabinete genera expectativas positivas.

LA TRANSICIÓN, BAJO LA LUPA

Siete de cada diez señalan que la Presidenta colaboró “poco o nada” con la transición. Apenas el 22,8 destaca la colaboración de Cristina Fernández en este sentido, mientras que el 73,2 la rechaza.

La mayoría es crítico de el rol de Cristina respecto de la transición.

Sin embargo, al ser consultados por la forma en que condujo la presidenta el Gobierno, un 36,6 por ciento la avaló. La cifra es casi cuatro puntos por debajo del estudio realizado a principios de noviembre pasado. En cambio, un 55,6 la desaprueba.

Tras 12 años, Cristina aún mantiene un 36,6% de imagen positiva de su gestión.

Las políticas de previsión y seguridad social son el acierto mencionado en primer nivel, seguido de la Asignación Universal por Hijo (AUH). En tercer lugar se ubican los avances en ciencia y tecnología.

Jubilaciones y la AUH, dos de las medidas más ponderadas del Gobierno saliente.

Finalmente, entre los errores de la gestión se destacan la “corrupción en el manejo de fondos públicos” con el 12,2% y la “personalidad, arrogancia y mentiras”, con el 11,3. La inflación, un 5,2 y el “aumento del narcotráfico” con el 2,3%.

La corrupción y el carácter, dos de los temas más criticados de la gestión que se va.

Está claro que se abre una nueva esperanza para la mayoría de los encuestados. Sin embargo, las tareas que le aguardan al nuevo gobierno no son de difícil resolución.