Menu Big Bang! News
Deportes Dirigentes detenidos y escándalo mundial

2015, el año en el que la corrupción de la FIFA quedó al descubierto

En junio pasado se conoció parte del entramado de corrupción y pago de sobornos en la FIFA. Varios argentinos involucrados y una catarata de denuncias millonarias que prometen dar que hablar en 2016. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Junio. Una investigación llevada adelante casi en secreto dejó al descubierto un entramado de corrupción donde hay altos dirigentes de la FIFA involucrados. El esquema de traspaso de dinero por la televisación de diversos torneos involucró a muchos de los máximos dirigentes del organismo, incluso al presidente, Joseph Blatter, quien fue apartado de la presidencia por 90 días.

Los cruces de datos arrojaron, incluso, que varios argentinos se encuentran involucrados en uno de los mayores escándalos de corrupción en el organismo. Se trata de Alejandro Burzaco, el ex CEO de Torneos; y Mariano y Hugo Jinkis al frente Full Play. Los tres empresarios del fútbol, se dedicaban a la transmisión de espectáculos deportivos.

El ex CEO de Torneos, Eugenio Burzaco, es uno de los imputados y está detenido en EE.UU.

El esquema de corrupción, desvío de fondos y pago de sobornos aún no queda del todo claro para los propios investigadores del FBI e Interpol, así como de la Justicia de los Estados Unidos, que lleva adelante la investigación. Lo que sí quedó claro es que los hombres más poderosos del fútbol mundial quedaron expuestos ante la serie de denuncias.

Incluso, los directivos de las organizaciones deportivas mundiales como la Conmebol, así como también los presidentes y directivos de instituciones deportivas de distintos países de América y Europa quedaron involucrados en la megacausa que estalló pocos días antes de las elecciones en la FIFA, donde se impuso el suizo Blatter, que luego anunciaría que renunciaría a partir de febrero, por lo que recién en dos meses se conocerá al nuevo mandatario.

Padre e hijo: Mariano y Hugo Jinkis están involucrados en el escándalo. Son titulares de Full Play.

Días atrás, el ex secretario general de la Conmebol, José Luis Meiszner, involucrado en el escándalo de corrupción de la FIFA, se entregó a los Tribunales Federales de Quilmes y pidió la eximición de prisión con el objetivo de evitar el proceso de extradición requerido por los jueces federales de Brooklyn, donde se lleva adelante la causa.

Meiszner es un histórico dirigente cercano al ex presidente de la AFA Julio Humberto Grondona y también hombre de confianza de Aníbal Fernández. Desde 2011 se desempeñaba como funcionario de la Conmebol y la justicia de los Estados Unidos cree que cobró coimas de las empresas de Burzaco y de Hugo y Mariano Jinkis.

El ex presidente de la AFA, Julio Grondona, junto al mandatario de la FIFA, Joseph Blatter.

UN SINFÍN DE DETENIDOS

Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA, empresario y funcionario de fútbol caimanés, actual presidente de la CONCACAF; Eduardo Li, vicepresidente de la Federación Costarricense de Fútbol; Julio Rocha, oficial de desarrollo de la FIFA; Costas Takkas, secretario general de la Asociación de Futbol de Islas Cayman. 

También detuvieron a los dirigentes Jack Warner, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel, José Maria Marin, Nicolás LeozAaron Davidson y José Margulies,entre otros. Todos ellos dirigentes del fútbol internacional, directivos de la FIFA y hombres de peso en cada uno de sus países.

GRONDONA, UNO DE LOS INVOLUCRADOS

Pero además del escándalo que provocó la atención mundial, uno de los datos que arrojó la investigación apunta directamente contra el fallecido ex presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona. Cuestionado durante sus más de 30 años al frente de la Asociación del Fútbol Argentino, recién este año se descubrió que estuvo presuntamente involucrado en la causa por pago de sobornos.

En la investigación que se lleva adelante, Grondona quedó involucrado por haber recibido al menos tres millones de dólares en concepto de “facilitar” un contrato por derecho de TV e imagen, y tendría otros 12 millones por cobrar.