Secciones
Policiales Hubo un pedido de ayuda

"Mamá mató a papá": cómo fueron los momentos previos al asesinato de las 185 puñaladas

El crimen ocurrió el sábado a la madrugada y por el hecho están detenidas la esposa y la hija del fallecido.

Alberto Elio Naiaretti, de 46 años, fue asesinado el sábado a la madrugada de 185 puñaladas y por el hecho fueron detenidas su mujer, Paola Córdoba, y su hija mayor de edad, quienes vivían con él en una casa ubicada en José C. Paz. Según contaron los familiares de las detenidas, ambas eran víctimas de violencia de género e incluso aseguraron que el fallecido obligaba a su mujer a prostituirse.


Ante esta terrible situación, los investigadores sospechan que las dos mujeres no pudieron soportar más los ataques de Naiaretti, y que en un momento de desesperación acabaron con su vida. En relación a esto, María, una de las hermanas de Córdoba, reveló cómo fueron los momentos previos al ataque, y contó que su sobrina la llamó el viernes para decirle que las cosas en su casa estaban muy mal.

La esposa y la hija del fallecido están detenidas.

En diálogo con C5N, la hermana de Paola Córdoba comentó cómo fue el intercambio de mensajes de Whatsapp y de llamadas que tuvo con su sobrina Paula Nairetti entre la noche del viernes y la mañana del sábado por la situación de violencia que se vivía en su hogar.

“Milagros ese día me manda mensajes. Era el Día de la Mujer y lo hizo a escondidas de su papá que no sabía que tenía mi número”, dijo María Córdoba, quien explicó que los primeros textos los recibió alrededor de las 21 del viernes, pero que como no tenía el teléfono prendido, recién los vio a la medianoche.

 

Según ella, su sobrina le escribió para decirle que tenía miedo porque su papá estaba "sacado" y que incluso había visto como él le había querido pegar a su madre delante suyo.

Tortura y prostitución: la historia de la mujer que mató a su marido de 185 puñaladas

Ante esto, cuando ella leyó los mensajes, le preguntó a Nairetti cómo estaba la situación, a lo que la joven volvió a decir que su padre estaba fuera de sí y que gritaba todo el tiempo.

En la casa de la familia también estaban los hijos menores de edad del matrimonio, quienes lograron mantenerse al margen de la violenta situación porque dormían mientras sus papás discutían.

En la casa vivía Córdoba, su marido y sus cuatro hijos.

En sus explicaciones, la hermana de Córdoba afirmó que a pesar del pedido de ayuda de su sobrina, ni ella ni el resto de su familia podían ir a la casa de su hermana ya que Naiaretti los “amenazó siempre”, por lo que le tenían “miedo” y creían que si iban podían “complicar” la situación.

Por esto mismo, tranquilizó a su sobrina, aunque le pidió que la mantuviera al tanto y le avisara si pasaba cualquier cosa. Ya al otro día, en la mañana del sábado, la chica de 18 años llamó a su tía, aunque la comunicación se cortó. Luego de eso, María Córdoba devolvió la llamada y en ese instante Paula Naiaretti dio una respuesta que da escalofríos: "Mamá mató a papá. Vení por favor, te necesito".

La hija de 18 años le confesó el crimen a su tía.

Córdoba contó que luego de eso llamó a otra de sus hermanas y pidió un remís y que una vez en la casa de la acusada ella misma llamó a la policía para decir lo que había pasado.

“Ella no lo quiso matar, lo tuvo que hacer para salvar a sus hijos y salvarse ella. Era ella o sus hijos”, aseguró la hermana Paola Córdoba.

Temas

  • Hubo un pedido de ayuda
  • José C Paz
  • Paola Córdoba
  • Alberto Naiaretti
  • María Córdoba
  • Asesinato
  • Puñaladas
  • 185
  • Detención
  • Madre
  • Hija

Comentarios