Secciones
Corte Suprema de Justicia

Corte Suprema de Justicia

Política Justicia

Sigue la rosca en la Corte Suprema: la mano derecha de Lorenzetti y la puja por la millonaria caja

El secretario General Administrativo de la Corte Suprema seguirá en su cargo. Ya se avecina una disputa para reemplazarlo.

Por Gonzalo Prado

La renuncia a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia del magistrado Ricardo “El Mono” Lorenzetti no quiere decir que se quede sin poder dentro de la misma, o por lo menos en el corto plazo. Es que todavía mantiene dentro de la estructura a una persona de estrecho vínculo y máxima confianza suya, y quien es justamente el encargado de manejar “la caja” de todo el Poder Judicial Nacional y Federal: el secretario General Administrativo, Héctor Marchi.

Él, rafaelino igual que Lorenzetti, es el encargado de distribuir el presupuesto y los recursos humanos para todos los juzgados nacionales de la Ciudad y federales a lo largo y a lo ancho del país. Su cargo depende del nombramiento del presidente del máximo tribunal pero, por ahora, no hay indicios de que cambie en el corto plazo. O por lo menos es lo que deducen altas fuentes judiciales consultadas por BigBang.

El secretario General Administrativo de la Corte, Héctor Marchi.

Por su cargo y cercanía es considerado “un soldado” de quien será ex presidente de la Corte a partir del primero de octubre cuando asuma en su cargo Carlos Rosenkratz. Por eso supo gozar de varios beneficios, pero también algunos reveses. En el pedido de juicio político contra Lorenzetti que realizó la diputada nacional por de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió, apunta contra Marchi por el ajuste que se realizó sobre la Justicia y sobre algunos nombramientos discrecionales, como es el caso de la oficina de escuchas en donde es habitual encontrar trabajando ahí a hijos, primos y familiares de jueces, fiscales y camaristas.

La historia secreta de la caída de Lorenzetti: los fallos que vienen y le importan al Gobierno

Pero Marchi cumplió también otra faceta. Obsesionado con la independencia financiera de la Corte, Lorenzetti se encargó de llevar adelante un fuerte control de los gastos desde 2008 en adelante. En las cuentas del Poder Judicial se registra un superávit de cerca de $20.000 millones que equivale aproximadamente a cuatro años de gastos. Esto también fue denunciado por Carrió acompañada por los ahora diputados nacionales Paula Oliveto Lago y Juan Manuel López. La cifra representa, para comparar, la mitad del presupuesto que tiene el ex ministerio de Salud para todo el 2018.

En Rafaela a Marchi lo recuerdan no sólo por sus vínculos con el presidente saliente de la Corte, sino además por su pasado como futbolista y su "mala relación" con el club más grande la la "Perla del Oeste", Atletico. En las calles de la ciudad santafesina incluso se rumorea que fue la ex exposa de Marchi quien comenzó a entablar una buena relación con Carrió.

El presidente saliente de la Corte Suprema, el rafaelino Héctor Marchi.

Por esta razón se bromeó ayer con que Lorenzetti era el único que había ajustado más que la propia administración del presidente Mauricio Macri. En la ejecución presupuestaria de la Corte, a la que tuvo acceso BigBang, se especifica que de un presupuesto de $7.201.929.043 a julio de este año sólo se erogaron $367.875.948,5, un 5% de todo el presupuesto para el 2018.

 

“Se está evaluando pedirle su renuncia. Todavía no hay una definición. Hay que esperar”, le dijo una importante fuente judicial al tanto de las negociaciones a BigBang. La cuestión es simple, si Marchi, sigue Lorenzetti mantendría el bien más preciado de la Corte, su “caja”. Es que en Comodoro Py en particular esperan ver las señales que se den en las próximas semanas. “Todo se va a acomodar. Fue una bomba, que se veía venir, que no se sabe a ciencia cierta el impacto que puede llegar a tener”, explicó un juez federal conocedor como pocos de lo que sucede en el Palacio de Justicia.

En la Casa Rosada es panorama es similar.  “El cambio es una buena señal, siempre”, repiten cerca del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, quien es el que más diálogo mantenía con Lorenzetti, como con el resto de los ministros de la Corte. En los pasillos del ministerio sostiene que hacía tiempo que la noticia se venía masticando pero tuvo sus dosis de sorpresa. Dinamismo, modernización, y cambio de lógica son las tres claves que buscará coordinar la Rosada con la Corte, de haber buena sintonía claro está.

Temas

  • Poder Judicial
  • Ricardo Lorenzetti
  • Héctor Marchi
  • Lilita Carrió
  • Carlos Rosenkratz
  • Corte Suprema
  • Justicia
  • Mauricio Macri
  • Germán Garavano

Comentarios