Menu Big Bang! News
Dinero Política económica

El comercio entre EE.UU. y Argentina es tan bajo como en la Crisis de 1930

La presencia de Barack Obama en el país le abre el juego a Mauricio Macri para entablar nuevas políticas bilaterales, luego de casi una década en que el comercio entre ambos países se encuentra por debajo del 10%, según la Cámara Argentina de Comercio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La llegada de Barack Obama a la Argentina será crucial para la estrategia política de Mauricio Macri que busca impulsar el retorno de las inversiones al país y especialmente establecer nuevas relaciones bilaterales con ese país. Esto ocurre luego de casi una década en que el comercio con Estados Unidos se encuentra por debajo del 10%, según la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

La relación comercial con el país del norte tiene actualmente la peor performance de los últimos ochenta años. "Hay que remontarse al período 1932-1934, hace más de 80 años, cuando el mundo sufría las consecuencias de la Crisis del 30, para volver a encontrar una incidencia inferior al 10 por ciento", indicaron desde la CAC.

La profundización y diversificación del intercambio comercial deberá ser un punto clave en la agenda que mantenga Macri con su par norteamericano.

Martín Losteau comenzó el diálogo con el gobierno americano en enero pasado.


Desde CAC indicaron que 2014 fue el último año con datos concretos de este tipo intercambios, el cual fue del 9,6 por ciento. Ese año las exportaciones argentinas hacia Estados Unidos fueron de US$ 4.040 millones, lo que representó un 5,9% del total vendido por Argentina.

Asimismo en materia de importaciones, las provenientes de tierras norteamericanas llegaron a los US$ 8.833 millones, un 13,5% del total importado por Argentina. Esto da por resultado un déficit en el saldo bilateral de  US$ 4.793 millones.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham), Alejandro Díaz, aseguró que la visita del presidente estadounidense, Barack Obama, al país generará un intercambio de negocios que posibilitará no sólo la llegada de inversiones norteamericanas, sino también el ingreso de productos nacionales al mercado del hemisferio norte.

En lo que respecta a 2015, entre enero y octubre las exportaciones hacia ese país fueron de US$ 2.749 millones, mostrando una caída de 19,5 % respecto a igual período de 2014. En cuanto a las importaciones, las mismas fueron de US$  6.217 millones, un 13,8 % menores a las del año anterior.

De este modo, la caída del comercio bilateral volvió a caer, mostrando una merma del 15,6 pot ciento.

Según detalló la CAC, las exportaciones argentinas a Estados Unidos se concentran en una elevada participación del sector petrolero (casi un 10%), del biodiesel (6,1%) y de distintos productos de origen agropecuario, como el vino, la miel, el té, los frutos rojos y los cueros.
Entre las importaciones se destaca el gasoil, con un 13,9% de participación. A ello se suman distintos productos químicos, como herbicidas y pigmentos, y maquinarias.

El petróleo entre las principales ventas a Estados Unidos.

Díaz indicó que con la visita de Obama se inicia un proceso a partir del cual se acelerarán las inversiones y en el que se abrirán las puertas a las empresas argentinas en los Estados Unidos. Sin embargo, reconoció que es preciso remover barreras debido a que se abre un nuevo proceso en la relación. “Los Estados Unidos deberán revisar la suspensión de Argentina del sistema general de preferencias arancelarias”, añadió.“Hay que revisar la cadena de valor, mejorar la competitividad e identificar nichos para que los productos vayan hacia allá”, agregó Díaz.

Indicios de recomposición 

La empresa de artículos de higiene Procter & Gamble (P&G) anunció ayer una inversión de más de US$ 50 millones en la Argentina para el bienio 2016-2017. Las mismas incluyen la expansión de la capacidad de las operaciones locales existentes, incorporación de tecnología de la línea de pañales Pampers, como así también la renovación de las producciones nacionales de diferentes negocios como Pantene,  Gillette Prestobarba y Always.

P&G desembolsará US$ 50 millones en el país en los próximos dos años.

Por su parte desde General Electric, su presidente Jeff Immelt se comprometió a apoyar a la Argentina con tecnología y con las inversiones necesarias para generar más de 1,5 GW de energía antes del próximo verano, lo que alcanzaría para proveer luz a 2,25 millones de hogares.